El Alcalde de Arnedo, Javier García, acompañado de los concejales de Urbanismo, José Luis Rubio, y de Turismo, Raúl Domínguez, han visitado en la mañana de hoy las obras de consolidación y restauración del Castillo de Arnedo.

 

En la visita, también han estado presentes el responsable de la empresa MLN, Jaime Asensio, así como la Directora de Obra, Esperanza Rabanaque, el Arquitecto Municipal, José María de Blas y el arqueólogo, David Eguizábal.

Durante la visita, han podido comprobar los trabajos realizados en la fachada norte y la punta oeste, consistentes en la reconstrucción de la fábrica de mampostería, así como la consolidación del torreón circular. Además, han supervisado los trabajos en la cara sur, donde se está culminando el rejuntado de mampostería y, de forma paralela, el acondicionamiento de los accesos al castillo de cara a la posterior urbanización de los mismos.

En la parte superior, han visitado el resultado del trabajo arqueológico, en cuya recuperación destacan la aparición del pavimento original, así como los distintos espacios surgidos. Este pavimento será rejuntado y reconstruido en aquellas zonas en las que había desaparecido, y será la zona que los visitantes de este recurso podrán transitar una vez finalizados los trabajos.

Las obras, que encaran su fase final, se centran ahora en la finalización de la mampostería en la cara sur, el rejuntado del pavimento de la parte superior del castillo, así como la instalación de la escalera y plataforma que darán acceso a las visitas del mismo. Tras estas labores, comenzarán los trabajos de urbanización de los accesos exteriores.

La visita se produce una vez aprobado el modificado de proyecto de cara a contemplar actuaciones que se derivan de los hallazgos arqueológicos surgidos una vez culminada la campaña arqueológica, con un resultado muy satisfactorio. Las obras, que está previsto concluyan este próximo verano, siguen a buen ritmo y con un alto grado de satisfacción.

En las mismas, se ha buscado preservar la identidad de la ruina a pesar de haber actuado de forma integral en su consolidación, buscando su pervivencia futura, y a través de una minuciosa reconstrucción que ya está comenzando a ser visible y está siendo bien valorada por los arnedanos.

Las obras de consolidación y restauración del Castillo suponen una actuación histórica y sin precedentes del que, sin duda, es un emblema histórico para los arnedanos. Una actuación que, además de prever que los restos de la construcción acabasen por derruirse, va a permitir convertir por primera vez este elemento, en un recurso turístico que sumar a otras intervenciones llevadas a cabo en esta legislatura, entre las que destacan obras como la de adecuación de la Cueva de los Cien Pilares, que van a permitir al visitante sumergirse en un circuito que recorra el patrimonio histórico de la ciudad.