El Alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo, y el delegado especial de la asamblea local de Cruz Roja de nuestra ciudad, Jaime Caballero, han firmado el convenio de colaboración para el desarrollo del programa de prevención y reducción de riesgos asociados al consumo de alcohol, otras drogas y de nuevas adicciones, en presencia del concejal del Plan de Municipal de Drogas, Antonio Domínguez.  

 

“Fruto de esta colaboración podemos dar respuestas concretas y eficaces en materia de prevención y reducción de riesgos derivados del uso indebido del alcohol y otras drogas, y nos permite abordar la prevención de la manera más integral posible alcanzando de manera más intensiva a la población y reforzando nuestro empeño de promocionar la salud”, ha valorado Luis Martínez-Portillo.

A través de este acuerdo, el Ayuntamiento ha concedido una subvención de 3.000 euros a Cruz Roja, que supone el importe total del coste de estas tres actividades que promueve para sensibilizar y concienciar a los jóvenes y a toda la población en general sobre los riesgos asociados al uso indebido de alcohol y otras drogas.

En contraprestación, la asamblea local de Cruz Roja desarrolla el programa “En marcha” dirigido  a los escolares de la ciudad mayores de 16 años y tiene lugar en las aulas de los centros escolares calagurritanos de FP, Bachillerato y Grado Medio. Está encaminado a la formación de los participantes sobre los riesgos asociados al uso de alcohol y otras drogas y en la intervención con sus iguales en casos de emergencias por intoxicación de sustancias como medida importante de reducción de riesgos y de implicar a los propios jóvenes como agentes de salud con sus iguales.

También lleva a cabo el proyecto “Más noche menos riesgo” durante las fiestas patronales de agosto. Para ello, instala una carpa informativa sobre los riesgos del alcohol y en especial los asociados a desplazamientos en vehículos y sobre la prevención del uso y abuso del alcohol en el contexto de ocio nocturno. En las pasadas fiestas participaron ciento setenta y cinco personas.

Y este año como novedad la asamblea local de Cruz Roja ha incluido dentro del convenio la experiencia piloto “Navega en positivo” destinado a alumnos del último ciclo de Educación Primaria de los colegios de la ciudad en horario extraescolar con la finalidad de enseñarles a adquirir hábitos saludables en el manejo de las TICs.