El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, reconoció ayer que las Hijas de la Caridad se han convertido en un referente en Arnedo por su “apoyo ejemplar a los más necesitados”, que han prestado durante los últimos 125 años “de forma altruista y generosa”.

 

Ceniceros, que clausuró el acto de celebración del 125 aniversario de las Hijas de la Caridad en Arnedo, expresó su “sincera felicitación y gratitud” a las hermanas por la “importante labor social” que han desarrollado en la localidad. “Arnedo y La Rioja entera les deben mucho a las Hijas de la Caridad, porque han contribuido a la gran transformación social, económica y cultural que ha experimentado nuestra comunidad y han dejado una profunda huella en sucesivas generaciones de arnedanos y riojanos”, afirmó el presidente.

Las Hijas de la Caridad se establecieron en La Rioja en 1830, cuando se hicieron cargo del Hospital del Santo en Santo Domingo de la Calzada, y, desde entonces, su trabajo se ha ido extendiendo por toda la región, en localidades como Arnedo, Calahorra, Nájera, Haro, Cervera del Río Alhama, Anguiano y Logroño, donde continúan atendido la Cocina Económica.

Por este motivo, el presidente del Gobierno regional incidió en que “han dejado una huella imborrable en toda La Rioja y en particular en Arnedo”, como se percibe desde 1893, cuando llegaron para hacerse cargo del Santo Hospital y de una pequeña escuela, donde comenzaron su labor de alfabetización enseñando a leer y a escribir a los niños, hasta el año 1975, cuando se inauguró el actual colegio Sagrado Corazón. Asimismo, indicó en su intervención que este centro educativo cuenta en la actualidad con unos 700 alumnos, desde Educación Infantil hasta Secundaria.

 

Ceniceros ha transmitido su “cariño y gratitud” a las ocho hermanas que forman parte de esta comunidad y ha animado a los arnedanos a participar en los diferentes actos conmemorativos de los 125 años de presencia de las Hijas de la Caridad en su localidad.

 

En este acto, en el que han participado los consejeros de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, y Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, el presidente del Ejecutivo riojano ha entregado una placa conmemorativa de esta celebración a la directora del colegio Sagrado Corazón, Sor Concepción Cob.