El Gobierno de La Rioja ha abierto la convocatoria de la ayudas a los municipios para mejorar la accesibilidad de las personas en las vías públicas urbanas y en otros espacios abiertos de uso libre.

 

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y el director general de Política Local, Diego Bengoa, han presentado hoy esta nueva línea específica de ayudas que se promueve por primera vez con el objetivo de “facilitar la vida cotidiana a los riojanos, en especial, a las personas mayores y aquellas con discapacidad o dependientes”.

El Boletín Oficial de La Rioja publica hoy los detalles de esta convocatoria que pretende eliminar barreras arquitectónicas y avanzar hacia la accesibilidad universal.

Estas subvenciones se destinarán a financiar las obras necesarias para mejorar la accesibilidad, de acuerdo a la normativa vigente, en infraestructuras urbanísticas, lo que incluye aceras, zonas de aparcamiento, parques, plazas, paseos o jardines, entre otros.

Entre las actuaciones subvencionables figuran la ampliación de aceras; el rebaje de bordillos para facilitar el cruce en los pasos de peatones; la colocación de barandillas o pasamanos para salvar el desnivel o favorecer la subida en una calle con pendiente; la sustitución de escaleras por rampas para acceder a un espacio público; la reserva de plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida o la instalación de señalización especial para aquellas con discapacidad intelectual o dificultades de compresión.

Apoyo a todos los municipios de La Rioja

Estas ayudas están dirigidas a los 174 ayuntamientos de la comunidad autónoma, así como a las cuatro entidades locales menores. El plazo para la presentación de las solicitudes y la documentación requerida termina el 14 de diciembre de 2017 y las obras se acometerán en el próximo ejercicio.

Cada actuación podrá recibir un máximo de 15.000 euros para cubrir hasta el 80% de la inversión prevista. El presupuesto de la convocatoria asciende a 300.000 euros.

La intención del Gobierno de La Rioja es atender todas las solicitudes que cumplan con los requisitos. No obstante, en el caso en el caso de que el presupuesto resulte insuficiente se establecerán unos criterios de prioridad en función de si se trata de un pequeño municipio (250 habitantes), el porcentaje de la población mayor de 65 años o con discapacidad reconocida y la existencia de un plan de accesibilidad en vigor.

Esta nueva línea de ayudas forma parte del Fondo de Cooperación Local en apoyo a las inversiones de todos los municipios y entidades locales de la comunidad autónoma con el objetivo de contribuir al bienestar y la calidad de vida de los riojanos. Este programa cuenta con un presupuesto total de 16,2 millones de euros en 2017.