El concejal de Deporte, Alberto Caro, y el portavoz de Ciudadanos, Rubén Jiménez, han informado de que próximamente se instalarán siete desfibriladores en edificios e instalaciones públicas de Calahorra. Concretamente, en el edifico consistorial, el Teatro Ideal, el Centro Joven, los pabellones polideportivos Europa y del colegio Aurelio Prudencio y en los campos de fútbol “La Planilla” y “San Emeterio y San Celedonio”.

 

La adquisición de estos siete desfibriladores externos automatizados ha costado 12.037,90 euros. El precio incluye la impartición de cursos de formación del manejo de los mismos a veinte personas para que estén preparadas en caso de tener que usarlos.

Los desfibriladores pueden ayudar a prevenir la muerte súbita en todas las personas. Cuando asistimos a una parada cardio-respiratoria es de importancia vital disponer de uno de estos aparatos ya que consiguen recuperar el ritmo cardíaco y aumentar potencialmente la probabilidad de supervivencia.

Por eso, y atendiendo a una enmienda de Ciudadanos al presupuesto de 2017 el equipo de gobierno municipal ha decidido adquirir más desfibriladores para colocarlos en edificios y espacios municipales con gran afluencia de público.

En estos momentos Calahorra dispone de cuatro desfibriladores, que se encuentran en el Mercado de Abastos (adquirido por IU), el pabellón del colegio Quintiliano (donado por la ABQ), el campo de fútbol del colegio San Agustín (instalado por el CD San Agustín) y en el coche patrulla de la Policía Local.