El Club Deportivo Calahorra está a tan sólo 90 minutos de conseguir el ascenso a Segunda División B tras el importante y sufrido empate a cero logrado durante la tarde de ayer en el partido de ida jugado frente al Badajoz en el estadio del Nuevo Vivero.

 

Los rojillos supieron sobreponerse a todos los elementos en contra, el asfixiante calor que acompañó el partido, la presión del público extremeño, y sobre todo a la actuación del colegiado de turno que impidió que el Calahorra pudiese poner a su favor la eliminatoria cuando en el minuto 20 dejó de señalar un claro penalti cometido sobre Alex Satrustegui que también hubiese supuesto la expulsión del portero local.

El equipo de Arévalo supo sufrir en el terreno de juego del Nuevo Vivero, sobre todo durante el segundo tiempo, cuando el Badajoz encerró en su área a los rojillos pero fueron incapaces de superar a Txerra y a todo el entramado defensivo del conjunto calagurritano que este próximo domingo 25 en el campo de La Planilla puede hacer historia si derrota al equipo extremeño que fue menos ‘coco’ de lo esperado.

Noventa minutos por delante para la gloria, para conseguir un ascenso a Segunda B que se nos resiste desde hace muchos años, y que ahora lo tenemos más que nunca al alcance de la mano; el domingo, La Planilla debe llevar en volandas al C.D.Calahorra hacia ese deseado objetivo del ascenso.