Esta mañana, los alumnos de sexto curso de Educación Primaria del colegio Aurelio Prudencio han participado en la campaña, impulsada por el Ayuntamiento y FCC, para eliminar los chicles pegados en las aceras y las calles de la ciudad.

 

Tras visionar en la clase un impactante vídeo se han acercado hasta la plaza Diego Camporredondo en búsqueda de chicles pegados. Una vez allí, se les han entregado dos rasquetas a dos alumnos voluntarios que han estado quitando los chiches pegados con gran dificultad.

También, han probado a barrer las cáscaras de pipas que se tiran al suelo en vez de a una papelera.

En la plaza Diego Camporredondo se encontraba también un operario de FCC manejando una máquina especial para la limpieza de chicles.

Los estudiantes han podido comprobar lo que cuesta eliminar los chicles pegados de las aceras, plazas y calles de Calahorra.

“Con estas actuaciones queremos dar visibilidad a los problemas provocados por los chicles pegados en las calles de la ciudad, dar a conocer los medios empleados en la limpieza urbana de chicles y sus costes e insistir en lo imprescindible que es la colaboración ciudadana para mejorar la limpieza de Calahorra”, ha explicado Óscar Eguizábal.

Además, se les ha repartido un folleto informativo en el que han podido leer mensajes como estos: “En algunas zonas de Calahorra hay sesenta chicles por metro cuadrado de pavimento”; “Cada chicle tirado en el suelo es portador de más de cincuenta mil bacterias”; “Si un chicle cuesta cinco céntimos, limpiarlo cuesta en torno a veinticinco céntimos, ¡cinco veces su precio!”; y “Cada chicle pegado en la calle tarde más de cinco años en degradarse”.

Bajo el título “El enemigo Nº1 de nuestras aceras” se desarrolla esta campaña, dirigida a los alumnos de sexto de Educación Primaria y a la población en general, en nuestra ciudad.

También el folleto recuerda que hay que usar las papeleras con avisos como “La solución más sencilla”, “Si buscas seguro que tienes una muy cerca de ti”, y “Limpiarlo cuesto mucho y a ti no te cuesta nada”.

El concejal de Limpieza y Medio Ambiente, Óscar Eguizábal, y el delegado de la zona norte de FCC, Francisco Miguel Sánchez, han seguido muy atentos la participación de estos jóvenes estudiantes.