Calahorra ya dispone de una zona de esparcimiento canino (ZEC). El Ayuntamiento ha habilitado la ZEC en el sector urbanístico B-5. Concretamente, en una parcela municipal de 3.295 metros cuadrados al final de este barrio de la ciudad, detrás del monumento al poeta Aurelio Prudencio.

 

Para ello, se ha vallado todo el perímetro de la superficie de esta zona destinada al esparcimiento de perros con un vallado cinegético con postes de madera tratada de un metro y medio de altura y malla metálica.

La ZEC tiene tres puertas de acceso y junto a cada una de ellas se ha instalado una papelera con expendedor de bolsas para la recogida de los excrementos de los perros y mantener la zona en las condiciones óptimas de salubridad.

Mañana se colocará un cartel identificativo de la zona de esparcimiento canino con iconos pictográficos en el que podrán leerse las normas de uso tales como Vigile la presencia de otros perros cerca de la puerta antes de entrar o salir y asegúrese de que permanece cerrada en todo momento; es obligatorio recoger y depositar los excrementos debidamente envueltos en las papeleras; por su seguridad y la de los demás usuarios, mantenga controlado a su perro en todo momento; los perros potencialmente peligrosos deberán llevar bozal y están sometidos a las normas de seguridad vigentes; y el poseedor de un perro, o su propietario, es responsable de los daños y prejuicios que pudiera causar.

El acondicionamiento de esta zona para el esparcimiento de perros ha tenido un coste de 8.990,03 euros.

La colocación de una fuente para perros y de unos juegos caninos serán las próximas actuaciones que se van a llevar a cabo en la nueva ZEC.

Desde hoy los perros de la ciudad disponen de un espacio para saltar, jugar y correr sin causar molestias a los ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here