Han sido casi 50 años dedicados a la docencia y la mayor parte de ellos en Calahorra. Cuando el Padre Ambrosio Sanabria llegó al colegio San Agustín, éste tenía poco más de 300 alumnos y hoy lo deja con más de 600. Dato que no hace sino resaltar la gran labor que ha realizado en el centro y que se ha basado en el compromiso con las familias y alumnos, en una educación en valores y en una fuerte apuesta por implantar una segunda línea e introducir el bilingüismo en el centro, convirtiendo así a este colegio en el único concertado bilingüe de Calahorra.

 

Los actos de su homenaje, celebrado el pasado sábado, comenzaron con una misa en la capilla del centro, cuyo oficio recayó sobre el homenajeado, que también contó con la presencia y compañía de otros padres agustinos de diferentes puntos de la geografía española, entre los cuales cabe destacar la presencia de Padre Ángel Escapa, Provincial de la Orden. Durante la celebración se pudo escuchar a la Escolanía del centro que deleitó a los presentes con sus voces y con la interpretación de dos piezas dedicadas especialmente a él y creadas de la mano de la profesora, Eva Abad. Además, los alumnos de Primaria le cantaron el Himno a la Madre del Buen Consejo, guiados por los maestros Susana Barricarte y César Gracia.

A continuación, los asistentes se trasladaron al Parador de Calahorra para continuar con la celebración, que reunió a más de 90 personas. Allí, los maestros entregaron diferentes obsequios al Padre Ambrosio y le agradecieron su labor como maestro, padre y amigo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here