El Alcalde de Arnedo, Javier García, y la concejal de Servicios Sociales, María Jesús de Orte, acompañaron a Santiago Álvarez, director de Cáritas, y al parroco, Tomás Ramírez, en la presentación del piso acondicionado para emergencia social por esta entidad.

 

Se trata de la planta baja del número 2 de la plaza de Orenzana, una vivienda de titularidad municipal que ha sido cedida a Cáritas Parroquial de Arnedo, para su uso en situaciones puntuales de emergencia social.

Se trata de un inmueble con  tres habitaciones, sala de estar, cocina y baño, situada junto al piso cedido también a la Asociación Española contra el Cáncer.

Esta cesión se ha realizado, según explicó el Alcalde, por tiempo indefinido para este fin, y ha sido reformado por Cáritas, ya que, según ha dicho “no estaba en condiciones y ahora es un lugar digno y hogareño”.

En su presentación a los medios de comunicación, el párroco, Tomás Ramírez, ha reconocido que en Arnedo son muy puntuales las situaciones en las que es preciso dar cobijo a transeúntes o personas que, por distintos motivos, se quedan sin un techo. El pasado año fueron cinco los episodios de este tipo que se dieron, y que no fue fácil dar solución, por lo que la situación será mucho más sencilla a partir de ahora.

Por su parte, el director de Cáritas en Arnedo, Santiago Álvarez, ha agradecido la colaboración de todas las personas y empresas que han hecho posible la rehabilitación y la puesta a punto de este piso que, tras la importante reforma llevada a cabo, se ha completado y decorado con muebles restaurados.

Con todo, Álvarez confía en que este piso cedido por el ayuntamiento sea un “primer paso” para hacer frente a otras situaciones de emergencia que se vienen detectando “de gente de Arnedo que no vive en condiciones muy aconsejables, incluso infrahumanas”, a las que cree que hay “tratar de ir dando soluciones” y para lo que espera encontrar también la colaboración del consistorio.