Con el joven Miguel García Mangado en su presidencia, el Club Taurino de Calahorra afronta a partir de ahora una nueva e ilusionante andadura después de que este colectivo estuviera a punto de desaparecer, tomando el relevo de Javier Gurpegui que ha estado al frente del club en los últimos años.

 

Miguel García, joven empresario calagurritano con su tienda El Mercado de Miguel, dio el paso adelante tras conocer la noticia de la disolución del club si no se presentaba nadie a la presidencia, entendiendo que no podía desaparecer el Club Taurino de Calahorra después de 55 años de historia en nuestra ciudad.

El nuevo presidente ha configurado una junta directiva en la que estará acompañado por Javier Fernández (vicepresidente), Mayte Alonso (secretaria), Alberto Jiménez (tesorero), Ernesto Ruiz, Antonio Antoñanzas, José Miguel López, José María Gurrea, Javier Herce y José Luis Bravo (vocales), a los que se suma la colaboración de cinco asesores del mundo del toro como Pedro Carra, El Víctor, Sergio Domínguez, Manolo de los Reyes y Antonio Gaspar ‘Paulita’.

La nueva andadura del Club Taurino con Miguel García al frente tiene, entre sus objetivos, el reto de aumentar el número de socios, actualmente 140, e implicar a gente joven dentro de este colectivo; asimismo el nuevo presidente pretende recuperar carroza y reina para fiestas, y trabajar para ampliar la feria taurina de Calahorra que en la actualidad cuenta con una única corrida de toros en agosto.

Dentro de esta captación de socios, buscando superar los 200 antes de que termine este año, Miguel García adelantó que la cuota anual será de 50 euros, lo que permitirá a los socios del Club beneficiarse de descuentos en los toros, viajes y que se pueda tener una sede fija una vez que a finales de octubre deberán abandonar la actual ubicación del club en la calle Toriles.

García pretende buscar una sede donde desarrollar al menos las actividades que el Club Taurino lleva a cabo en fechas señaladas como las fiestas de marzo y agosto, y de momento el bar La Pedrera ha ofrecido al club y a sus socios la posibilidad de ver en televisión las corridas de toros a partir de la próxima temporada en su establecimiento.