Durante la mañana de hoy, el alcalde de Arnedo, Javier García, acompañado por el concejal de Urbanismo, José Luis Rubio, ha visitado las obras de reurbanización que se están ejecutando en el entorno del colegio ‘La Estación’ dentro del proyecto redactado por Jesús Martínez y Menchu Domínguez que pretende convertir esta céntrica zona de la ciudad en un ‘pulmón verde’ para uso y disfrute de los arnedanos.

 

En su visita a las obras, García también ha estado acompañado por el ingeniero Alberto de Carlos, y por el director de comunicación de la empresa tudelana PVT, fabricante del pavimento descontaminante ‘ecoGranic’, Alejandro Toquero, quien aprovechaba la cita para hacer entrega de una placa al Ayuntamiento de Arnedo por haber apostado por su producto dentro de este emblemático proyecto urbanístico.

El alcalde ha destacado la importancia que esta zona del entorno de ‘La Estación’ va a tener para el futuro de la ciudad, aportando no sólo zonas verdes con césped y arbolado, sino también un pavimento ecológico que contribuirá a la descontaminación del aire y la colocación de unas luminarias inteligentes que, en el futuro, también posibilitarán que la zona cuenta con servicio wifi o enchufes para vehículos eléctricos.

El proyecto de reurbanización de la zona de ‘La Estación’, cuyos trabajos se espera terminen en octubre o noviembre, están siendo ejecutados por la empresa Antis con un presupuesto de 534.951 euros, incluyendo una nueva zona de aparcamiento con un total de 21 plazas (una de ellas para discapacitados), una zona de juegos para niños, y un corredor que comunicará la Plaza de España con la avenida Reyes Católicos.

Una de las ‘singularidades’ que aportará este ambicioso proyecto será la incorporación de un novedoso pavimento sostenible beneficioso con el medio ambiente, compuesto por 2.000 metros cuadrados de losas ‘ecoGranic’ que se van a instalar en la zona, permitiendo eliminar la contaminación que producen unos 800 vehículos al año, tal y como explicaba el representante de la empresa navarra PVT, quien agradeció a los arquitectos la apuesta realizada por un prefabricado de hormigón estéticamente bonito, antideslizante, cuya gran función es que descontamina, porque transforma los óxidos de nitrógeno en partículas inocuas y se activa con la luz del sol.

Los trabajos se están desarrollando con un óptimo ritmo, hasta el punto de que se están reduciendo plazos por parte de la empresa adjudicataria, que está realizando la ejecución por fases, para evitar las mayores molestias a los escolares del colegio ‘La Estación’ y, en general, a los arnedanos que, en un futuro próximo, van a contar con un destacado ‘pulmón verde’ en el centro de la ciudad que conectará la zona con la plaza de España.