El Consejo de la Juventud Comarcal de Calahorra ha dado a conocer que se ha acabado el proyecto de su voluntaria europea Natasha Tolkacheva. Vino a Calahorra de Rusia en marzo 2017 para hacer el Servicio de Voluntariado Europeo en el Consejo. Durante este año ha ayudado a preparar carteles, realizar el club de inglés, fomentar la presencia en las redes sociales y organizar las actividades para los jóvenes de Calahorra.

 

“Hacer SVE en el Consejo ha sido una aventura inolvidable y lo he pasado genial! Vivir un año en España (con todos los gastos cubiertos), hacer un proyecto con gran importancia social en un equipo internacional, aprender castellano, hacer amigos de muchos países diferentes…. Pero lo más importante para mi ha sido la oportunidad de probarme a mí misma, dejar mi vida cotidiana e ir sola a un sitio desconocido. Esta experiencia tendrá gran impacto en mi personalidad y mi vida futura. Quiero agradecer a mis compañeros del CJCC, ha sido un gran placer pasar este año con vosotros, en el ambiente tan amable y cordial”, – comentó Natasha.

Desde el Consejo de la Juventud quieren mostrar su gratitud ante esta gran compañera y trabajadora que les ha acompañado durante 10 meses, para ellas ha sido un placer poder compartir nuestro tiempo y proyectos con Natasha.

En febrero esperan a dos nuevos jóvenes europeos que formarán parte del su equipo durante todo este año 2018.

Asimismo el Consejo de la Juventud recuerda que cada joven menor de 30 años puede vivir una experiencia en el extranjero, hacer un proyecto de voluntariado y por lo tanto aprender muchas cosas importantes para su desarrollo tanto personal como profesional. Nosotros, el Consejo de la Juventud Comarcal de Calahorra, somos entidad de envío y acogida, por ello podemos ayudaros.

El Servicio Voluntario Europeo (SVE) es un servicio de «aprendizaje» en el que, a través de las experiencias de aprendizaje no formal, las personas jóvenes voluntarias mejoran o adquieren competencias para su desarrollo personal, educativo y profesional, así como para su integración social. Las actividades del SVE pueden desarrollarse en múltiples ámbitos: cultura, juventud, deportes, asistencia social, patrimonio cultural, artes, protección civil, medio ambiente, cooperación al desarrollo, etc.

Existen dos tipos de Servicio Voluntario Europeo, los denominados de corta duración que van de 2 semanas a 2 meses y los de larga duración que van desde los 2 hasta los 12 meses. Durante ese periodo de tiempo las personas voluntarias participarán a tiempo completo en una actividad social sin ánimo de lucro.  Esta acción está apoyada financieramente por el programa Eramus + en el ámbito de la juventud, de manera que el voluntario tendrá cubierto el alojamiento, la manutención, el viaje, visado si fuera necesario y el seguro médico, además de recibir mensualmente una pequeña cantidad de dinero, que variará dependiendo del país de destino. Además los participantes en esta acción recibirán el apoyo lingüístico. Al terminar el Servicio Voluntario Europeo, el participante recibirá la acreditación de las competencias y habilidades adquiridas durante esta experiencia mediante el Youthpass.