La empresa riojana de calzado Fluchos continúa con su labor social a través del Proyecto Huellas. Hace un año decidió dar un paso más y becar con 15.000 euros el proyecto “Caracterización molecular de una huella de genes dependientes de KRAS oncogénico en pacientes con adenocarcinoma de pulmón” del que forma parte un joven investigador biólogo.
“El apoyo de Fluchos y su financiación nos ha permitido realizar experimentos más pioneros con costes más altos para poder validar los resultados de nuestras investigaciones” relata Adrián. Durante un año el trabajo de Adrián Vallejo ha sido difundido por el cantante Antonio Orozco, colaborador habitual del Proyecto Huellas, a través de sus redes sociales y la web http://www.proyectohuellas.orgUna web creada para conocer sus avances en la investigación apoyado en imágenes y videos.
 
Adrián Vallejo tiene 24 años y actualmente está realizando el doctorado en el Centro de Investigación Medicina Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra, donde buscan soluciones diagnósticas y terapéuticas que puedan beneficiar a los pacientes, intentando cumplir con una de las propuestas de su ideario: investigar y poner el conocimiento al servicio de la sociedad.
 
Según Antonio Saenz, Director General de Fluchos, “el Proyecto Huellas busca sacar el lado más humano de la familia Fluchos. Queremos que nuestros zapatos reflejen el compromiso por los demás con nuestro valor fundamental: comodidad absoluta”
 
Por tercer año consecutivo vuelve a confiar en Antonio Orozco como embajador del Proyecto Huellas. El cantante catalán colabora a través de una colección de zapatos solidarios que han conseguido con su venta ayudar en la creación y mantenimiento de una escuela en Mali o talleres educativos en Cañada Real, Madrid.