El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y el alcalde de Enciso, Ricardo Ochoa, han suscrito hoy un convenio de colaboración para financiar las obras de construcción de un centro cultural. 

 

En palabras del consejero, “esta nueva infraestructura contribuirá a dinamizar la vida social y cultural del municipio y, al mismo tiempo, garantizará la celebración de actividades durante todo el año”. Carlos Cuevas ha asegurado que el nuevo centro cultural “incrementará la oferta cultural y social de Enciso”, que hasta la fecha carecía de unas instalaciones de estas características.

El consejero ha enmarcado esta actuación en la política del Gobierno regional de luchar contra la despoblación del medio rural, dentro de la Agenda para la Población 2030. “Dar vida a los municipios pasa por dotar de servicios a sus habitantes y el convenio que hoy hemos suscrito va precisamente en esta línea”, ha añadido Carlos Cuevas.

Edificio de dos plantas

El nuevo centro cultural estará situado en la calle Portillo, 18. El edificio será reformado para disponer de dos plantas, cada una de ellas con acceso independiente, pero comunicadas entre sí. La planta baja contará con una sala de usos múltiples, dos baños y cuarto para instalaciones. En la primera planta se acondicionarán dos baños, una sala polivalente y una biblioteca-ciberteca.

El Ayuntamiento de Enciso ha solicitado la colaboración económica de la Comunidad Autónoma para financiar esta actuación, cuyo presupuesto de licitación asciende a 308.557 euros.

El Gobierno de La Rioja se ha comprometido a financiar el 90% de la inversión, mientras que el Ayuntamiento de Enciso aportará la cantidad restante. Para ello, renuncia a la asignación del Plan de Obras y Servicios 2017-2018 que le corresponde a Enciso, así como a la correspondiente a todos los núcleos de población del municipio (Enciso, El Villar, Navalsaz y Poyales) en 2019-2020. El plazo de ejecución de las obras es de 12 meses.

Este acuerdo se incluye dentro del Fondo de Cooperación Local, con un presupuesto de 16,6 millones de euros en 2018, en apoyo a las inversiones municipales que mejoren las infraestructuras y servicios públicos de su competencia local exclusiva (abastecimiento de agua, red de saneamiento, urbanización de calles, alumbrado público…). El objetivo es contribuir a aumentar la calidad de vida y el bienestar en los pueblos, así como impulsar la economía y el empleo.