El director general de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio, Julio Herreros y el director de Innovación Sanitaria, Juan Carlos Oliva, han presentado esta mañana tres proyectos en los que está trabajando el Gobierno de La Rioja con el objetivo de impulsar la compra pública de innovación.

 

En su intervención, Herreros ha detallado que este tipo compra pública es “una herramienta novedosa que promueve la innovación desde la demanda y que busca dar respuesta a una necesidad específica de la Administración una solución innovadora, que no existe en el mercado”.

Para ello, los departamentos de Innovación y Salud han abierto tres periodos de consulta al mercado con el objetivo de obtener un conocimiento más profundo y cercano del mismo que le permita definir las prescripciones técnicas de un eventual procedimiento de licitación posterior para la adquisición de los productos más acordes con sus necesidades.

“Con ello se avanza hacia uno de los objetivos del V Plan de I+D+i que establece como prioritario el impulso de la transferencia, difusión y aprovechamiento de resultados, estimulando el desarrollo tecnológico sostenible”, ha asegurado Julio Herreros.

Además, la compra pública de innovación está contemplada en el programa operativo FEDER dentro del Objetivo Temático 1 que se refiere a la I+D+i.

Consulta al mercado de Innovación

La Consejería de Desarrollo Económico e Innovación ha abierto una consulta preliminar al mercado para la aportación de ideas innovadoras al reto de optimizar la eficiencia energética en el Centro Tecnológico de La Rioja, previa al procedimiento de compra pública de innovación.

Julio Herreros ha explicado que se ha planteado este proyecto de mejora de eficiencia energética para el Centro Tecnológico de La Rioja, puesto que es un edificio de arquitectura singular, complementa acristalado y con diferentes usos: administrativo, formativo y de vivero de empresas.

El edificio cuenta con sistemas de gestión en sus instalaciones si bien es difícil optimizar su eficiencia energética en base a análisis sólidos de los datos de consumos en tiempo real que se producen en el edificio y que permitan la toma de decisiones inmediatas.  Además, su consumo actual es altísimo y un proyecto de este tipo redundaría también en la mejora del mantenimiento del mismo desde un punto de vista predictivo.

“Buscamos ahora un producto que no existe en el mercado, adaptado a las necesidades y características específicas de este edificio y que requiere el desarrollo de un proyecto de I+D” ha explicado Julio Herreros, “por eso recurrimos a esta consulta y le preguntamos al mercado que proyecto podría ser el más eficiente para lo que el edificio necesita, con el objetivo de convertirlo en un edificio inteligente”.

El plazo para presentar las propuestas a esta consulta preliminar es de un mes y finaliza el 17 de junio. Los interesados pueden consultar toda la información de este procedimiento en la www.larioja.org/innovacion.

Una vez finalizado el plazo, se trabajará en la elaboración de los pliegos que regirán la contratación de la solución que se quiera adoptar.

Soluciones innovadoras en el Sistema Público de Salud de La Rioja

Por su parte, Oliva ha subrayado que “entre las iniciativas en materia de innovación que se están poniendo en marcha  en el Sistema Público de Salud  y que forman parte del I Plan Estratégico de Innovación Sanitaria de La Rioja, está la compra pública de tecnología innovadora”.

En este sentido, ha recordado que “este Plan define los objetivos estratégicos para el periodo 2017-2022 bajo la coordinación de la Fundación Rioja Salud”. Estos objetivos son: fortalecer al paciente en el cuidado de su salud mediante actuaciones en materia de prevención; evolucionar hacia un sistema que contemple todos los condicionantes del entorno del paciente, tanto a nivel sanitario como social y emocional; mejorar el aprovechamiento de los recursos y la seguridad de las actuaciones e instaurar un sistema de innovación abierto y sostenible en el tiempo.

En lo que se refiere a los dos expedientes de compra pública innovadora, Oliva ha precisado que “el objetivo es la aplicación de diferentes tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada o la videoconferencia para habilitar nuevas y mejoradas técnicas en materia de diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de pacientes”.

Asimismo, el director de Innovación Sanitaria ha explicado que el 28 de marzo terminó la fase de consulta preliminar de mercado y que “ahora con la información que esta consulta nos ha aportado vamos a proceder a elaborar las prescripciones técnicas que nos permitirán licitar el desarrollo e implantación de dos soluciones innovadoras”.

En concreto, estos proyectos son: la realización de terapias de rehabilitación física mediante sistemas de realidad virtual para pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares, y un sistema de videoconferencia de alta usabilidad que incremente las capacidades de diagnóstico y tratamiento de forma remota.

En el primero de los casos, ha indicado Oliva se promueve la aplicación de sistemas completamente inmersivos, (simulación de un escenario virtual que el usuario percibe a través de estímulos sensoriales), en los procesos de rehabilitación. La aplicación de esta tecnología permite trasladar al usuario dentro de una escena recreada por computador y estimular diferentes sensaciones de la vida real de manera simulada.

“En el segundo caso, el objetivo se centra en ofrecer diagnósticos más tempranos y evitar desplazamientos innecesarios, favoreciendo la colaboración entre profesionales sanitarios de forma remota y potenciando sus capacidades durante la actividad asistencial” ha concluido Oliva.