La consejera de Salud, María Martín, ha incidido hoy en la importancia del diagnóstico precoz del VIH para incrementar la esperanza de vida de los pacientes. En este sentido, ha recordado que “cada vez contamos con más estrategias preventivas, que nos ofrecen la posibilidad de controlar la pandemia y frenar nuevas transmisiones” y que para ello son necesarias campañas de promoción del diagnóstico precoz utilizando todas las estrategias a nuestro alcance”.

 

“No nos podemos olvidar que el avance en lo científico debe de ir acompañado también de avances en lo social”, ha declarado la titular de Salud,  además de señalar que “el estigma y la discriminación relacionados con este enfermedad son todavía una realidad contra la que hay que luchar contando para ello con toda la sociedad”.

Martín ha destacado lo apropiado del lema de este año del Día Mundial del Sida, ‘Mi salud, mi derecho’ y ha reiterado que “la salud es un derecho y como tal, también conlleva la obligación de ser responsables de nuestros hábitos y por tanto del futuro de nuestra calidad de vida”.

Ha agradecido a la Comisión Ciudadana Anti-Sida de La Rioja la labor que llevan haciendo durante 25 años en términos de prevención y concienciación y también el trabajo que realizan por acabar con la estigmatización de los pacientes que sufren esta enfermedad.

La consejera de Salud ha sido la encargada de leer el manifiesto en el acto celebrado en el paseo del Espolón con motivo de la celebración hoy del Día Mundial del Sida. Se trata de un acto organizado por la Comisión Ciudadana Anti-Sida de La Rioja para dar visibilidad y concienciar a la sociedad sobre la incidencia del VIH/Sida y luchar contra la discriminación hacia las personas que padecen esta enfermedad.