Muchas veces conocemos historias solidarias a través de los medios de comunicación que suceden en importantes carreras nacionales e internacionales, pero ahora una de esas historias ha sucedido muy cerca de aquí, en Logroño, de la mano de un atleta calagurritano aficionado, Javier Arenzana Hernández, del club 360 Rioja Runners, que el pasado domingo, en el transcurso de la Media Maratón de La Rioja, dio ejemplo del verdadero espíritu del deporte.

 

Javier, en la imagen adjunta llegando a meta en la etapa Rincón de Soto-Alfaro dentro de la Carrera ‘Ruta Jacobea del Ebro’ del año 2016, participaba en la Media Maratón de La Rioja pero no terminó llegando a meta, porque a falta de dos kilómetros, el compañero con el que realizaba la prueba sufrió un golpe de calor y el correspondiente desvanecimiento, lo que llevó a Javier Arenzana a dejar la carrera de inmediato para socorrer al infortunado atleta.

Pese a la repercusión que ha tenido su gesto, no tuvo ninguna duda a la hora de ayudar a su compañero señalando que “es lo que hubiese hecho cualquiera, no lo podía dejar sólo en una situación así” incidiendo este atleta calagurritano del 360 Rioja Runners en que “éste es el verdadero espíritu del deporte, o al menos el que se transmite a todos los que formamos parte del club, cualquiera hubiese hecho lo mismo en mi situación”.

Sin duda, un ejemplo a seguir la actuación de Javier Arenzana quien no duda en señalar que habrá más carreras para cumplir sus objetivos deportivos, una vez que no pudo completar esta Media Maratón de La Rioja 2017.