El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, acompañado por la directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz, ha participado esta mañana en los actos organizados por ARPA Autismo Rioja con motivo de la celebración del Día Mundial de Concienciación sobre Trastornos del Espectro Autista (TEA). Durante su visita, Escobar ha mostrado el compromiso y apoyo del Ejecutivo riojano a esta entidad.

 

Además, Escobar ha valorado “el excelente trabajo que desarrolla ARPA Autismo en el área terapéutica, en la promoción del ejemplo y en el ámbito de la calidad y sostenibilidad de servicios para favorecer el desarrollo de estas personas”. “Esta entidad llega donde las administraciones no alcanzan, por lo que es imprescindible que sepan que pueden contar con nosotros”, ha añadido.

El consejero de Políticas Sociales ha destacado también que “debemos reconocer y poner en marcha las medidas necesarias para eliminar obstáculos y buscar la integración social y laboral de las personas con autismo para alcanzar su plena normalización”.

Colaboración con ARPA

El centro Leo Kanner, que gestiona ARPA Autismo Rioja a través de un contrato con el Gobierno de La Rioja (1.355.807 euros en 2016) cuenta con 20 plazas de atención residencial y 30 de centro de día para atender de forme integral a personas con diagnóstico de autismo y afines, con una alteración grave y generalizada de las áreas del desarrollo, y que incluyen además del trastorno autista, el síndrome de Asperger y otros trastornos afines. Escobar ha recordado que el Gobierno de La Rioja acometerá obras de ampliación del centro este año lo que supondrá contar con 8 nuevas plazas.

La atención que reciben se encamina a mejorar o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal y de dependencia, apoyar a las familias o cuidadores, fomentar el desarrollo de la persona, mejora su autonomía, la participación social y la calidad de vida, teniendo en cuenta la condición de la persona dependiente, la naturaleza de la dependencia, el grado de la misma, la intensidad de los cuidados que precise y el diagnóstico de la discapacidad.

Además, destaca el programa de respiro familiar, que ofrece alojamiento temporal a personas diagnosticadas de autismo, psicosis infantil, y/o graves problemas de comportamiento que, en 2016, contó con una colaboración del Ejecutivo regional de 45.000 euros. El programa ofrece una atención integral, temporal e individualizada, como servicio de prevención de dependencia y de promoción de la autonomía personal.

Por último, el Gobierno de La Rioja mantiene desde noviembre de 2014 ofrece un servicio de intervención en atención temprana que en 2016  ascendió a 50.232 euros para la realización de 2.184 sesiones y en el que participaron 34 menores de 0 a 6 años de edad. Su objetivo es facilitar el desarrollo armónico del niño integrado en su entorno y con el máximo grado de autonomía posible a través de un programa de intervención en atención temprana, que incluye también seguimiento y evaluación continuada de la intervención con el menor, valorando los cambios producidos en su desarrollo, familia y entorno, así como la eficacia de la metodología y su efectividad.