El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha iniciado en las comunidades autónomas de Navarra y de La Rioja los trabajos de emergencia para reparar las defensas que resultaron dañadas durante las crecidas extraordinarias registradas en el río Ebro y sus afluentes durante la semana del 7 al 14 del pasado mes de abril.

 

En esta primera fase de los trabajos el Ministerio invertirá 6,5 millones de euros, de ellos 615.000 euros en La Rioja, destinados a la reparación inmediata y provisional de los daños provocados por las inundaciones en el dominio público hidráulico.

En esta primera fase de los trabajos se actuará sobre las estructuras de defensa afectadas  para  evitar  que se puedan producir nuevos daños en caso de que se vuelva a registrar un aumento de los caudales de los ríos de la cuenca. En todo caso, las actuaciones que ahora se están ejecutando tendrán que completarse en una segunda fase, a ejecutar cuando se reduzcan los caudales.

Los trabajos de la primera fase, a desarrollar a lo largo de las próximas semanas, se han iniciado en las ciudades de Alfaro y Castejón. Estas actuaciones irán dirigidas a reparar de forma provisional las motas que resultaron dañadas por la crecida para posteriormente proceder, en una segunda fase, a su reparación definitiva. Después se desarrollará el resto de la primera fase en los otros puntos afectados de la cuenca.