El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Iñigo Nagore, y el director gerente de Fundación Cáritas Chavicar, Jesús Pablo Romero, han suscrito hoy un nuevo convenio de colaboración para seguir con la progresión de recogida selectiva de textil en La Rioja, así como de otros residuos como pequeños electrodomésticos, juguetes o calzado. El Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Calidad Ambiental y Agua, aportará 50.000 euros para esta finalidad.

 

Este avance se concreta, según han detallado durante el acto de firma del acuerdo, en la ampliación de la red de recogida  a núcleos urbanos de más de 500 habitantes con la adquisición de 50 contenedores metálicos de color naranja o ‘puntos con corazón’ que se instalarán en la vía pública, con un diseño específico que permite la máxima reutilización e incorpora un sistema mejorado de seguridad para protección de robos o actos vandálicos. De este modo, los riojanos tendrán a su disposición 143 contenedores.

Íñigo Nagore ha explicado que esta medida “estaba contemplada en el marco del Plan Director de Residuos de La Rioja 2016-2026 que se sostiene sobre la base de la economía circular, y entre sus objetivos busca incrementar la preparación para la reutilización, mediante el refuerzo de la red de recogida de ropa y juguetes usados”. Además, la reciente Directiva 2018/851 impone la obligación de establecer una recogida separada para los residuos textiles antes del 1 de enero de 2025.

Por su parte, Jesús Pablo Romero ha “agradecido la implicación de los diferentes ayuntamientos en el proceso de estos últimos años en la ampliación de los contenedores instalados en vía pública” y ha realizado un llamamiento a estas mismas instituciones “para seguir trabajando en el desarrollo de esta red de ‘puntos con corazón’, ya que todavía queda un 60% de ropa usada por recoger, teniendo en cuenta que cada ciudadano se deshace de una media de 7 kg de ropa al año”.

Colaboración de 15 años

La colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente y Fundación Cáritas Chavicar para desarrollar actuaciones de protección del medio ambiente, gestión de residuos y sensibilización ciudadana se remonta al año 2008.

Durante 2017, en La Rioja se recogieron 870 toneladas de ropa usada, todas ellas recogidas y gestionadas por parte de la Fundación Cáritas Chavicar. En cuanto a los residuos eléctricos o electrónicos, se recogieron 1.646 toneladas de las cuales 430 fueron también gestionadas por Chavicar y el resto a través de puntos limpios municipales, sistemas integrados de gestión y acuerdos con gestores de residuos.