La Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER) ha puesto en marcha una nueva edición del programa Primera Exportación que permitirá ayudar a ocho empresas riojanas en el inicio de su actividad internacional. En su presentación, el gerente de la ADER, Javier Ureña, ha estado acompañado por David García, representante de Pafritas, empresa partipante de la anterior edición.

 

Javier Ureña ha explicado que este proyecto se dirige a pequeñas y medianas empresas que por su tamaño no pueden contratar personal fijo destinado al área de comercio exterior y quieren desarrollar su propio plan de internacionalización.  Con ello, “el Gobierno riojano pretende facilitar a nuestro tejido empresarial, en su gran mayoría compuesto por pymes, su camino hacia la exportación y que emprendan esta estrategia con las mayores garantías” ha subrayado.

“El programa que, tienen una duración de 1 año, les proporciona asesoramiento experto por un coste mínimo, de 250 euros al mes” ha señalado el gerente de la ADER, quien ha recordado los resultados positivos de esta iniciativa, “siete de las ocho empresas que participaron en la última convocatoria ya han conseguido vender sus productos fuera de España y la última empresa espera hacerlo antes de finalizar el año”.

Hasta la fecha han participado en este programa un total de 63 empresas, especialmente del sector alimentario, de bebidas y de madera y mueble.

Asimismo, Ureña también ha indicado que las empresas participantes contarán con un porcentaje adicional de subvención del 10% en el programa de ayudas para la internacionalización de la ADER.

Las empresas que quieran participar tienen de plazo hasta el próximo día 9 de noviembre para presentar su solicitud en la ADER. Los criterios que se tendrán en cuenta para la selección de las firmas participantes son, entre otros, disposición de material de promoción y/o web en idiomas, domicilio social en La Rioja y no tener departamento de exterior.

Primera Exportación de la ADER pone a disposición de estas empresas un técnico que desarrollará las labores de responsable de exportación en la empresa y diseñará y desarrollará el plan de internacionalización de la misma. Además, contarán con la ayuda de un asesor con una dilatada experiencia que guiará el desarrollo del programa.

Diseño del Plan de Promoción Internacional

En un primer momento, el técnico recopilará las actuaciones llevadas a cabo hasta la fecha por la empresa para diseñar su estrategia comercial y de expansión y fijar los objetivos del programa. Para ello, tendrá en cuenta el perfil del cliente y las características del producto antes de definir el precio, el canal y las actividades de promoción en los mercados más óptimos para comenzar a exportar.

Posteriormente, elaborará el plan de trabajo y calendario, decidirá sobre la estrategia de entrada en mercados foráneos y se contactará con los clientes potenciales. Por último, realizará un seguimiento de los contactos, presentará el Plan de Promoción Internacional a la ADER y analizará los resultados obtenidos.