Recientemente, la brigada municipal de Obras realizaba obras de mejora en la Fuente “Santiago”, y en esta ocasión, ha sido en otra popular fuente, la de los “Cuatro Caños” situada en la calle Juan Carlos I, que vuelve a estar en funcionamiento tras unos meses de inactividad.

 

El escape de agua por diversos puntos de la misma, así como las restricciones de agua en las fuentes públicas en la época de estiaje, han hecho que este emblemático elemento arnedano haya permanecido apagada hasta la reciente intervención, una vez pasado el invierno.

La actuación de la Brigada Municipal de Obras ha consistido en el rejuntado de las grietas, para evitar las fugas de agua que, así como la realización de una limpieza completa y la aplicación de un tratamiento impermeabilizante, para evitar el deterioro futuro de la misma.