La Brigada Municipal de Obras del Ayuntamiento de Arnedo, ha realizado recientemente una pequeña actuación para mejorar el aspecto de la conocida “Fuente Santiago”.
Esta fuente, situada a la altura del número 80 de la calle El Sol, abastecía de agua al antiguo barrio conocido por el mismo nombre, en el que se englobaban todas las casas-cueva situadas en el entorno del Cerro San Miguel y la Calle El Sol (uno de los tradicionales cuatro barrios de casas-cueva junto con el Castillo, la Carrera y Santa Marina).
De cemento, y pintada en blanco, hasta hace poco tiempo, una de las vecinas de la zona había estado manteniendo el aspecto de la fuente por sí misma,  y al no poder continuar con esta labor, se puso en contacto con el Ayuntamiento para pedir que cogiesen el testigo y siguiesen pintándola anualmente.
En lugar de eso, la Brigada municipal de obras ha realizado una pequeña inversión, de unos 300 euros, para colocar gresite blanco en la misma, evitando así el remozado continuado de la misma, año a año.
Se trata de una pequeña actuación en el corazón del Casco Antiguo que si bien no tiene gran importancia en lo económico, si lo tiene en lo sentimental para todos aquellos arnedanos, que antes de contar con agua corriente en sus viviendas, acudieron a recogerla en esta fuente.