Según el Barómetro Sanitario 2017 hecho público ayer por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la  Atención Primaria riojana es el nivel asistencial más valorado por los ciudadanos. Casi nueve de cada diez encuestados en nuestra región, un 88,1%, considera como “buena” o “muy buena” la atención recibida en el primer nivel asistencial en el último año, medio punto más que en 2016.

 

Además, la Atención Primaria riojana obtiene, una vez más, una de las mejores valoraciones conjuntas de todo el sistema público nacional con una nota de 7,60 y, como en anteriores ocasiones, lo más valorado es el trato recibido por el personal sanitario, con un 7,74.

Estos datos los han dado a conocer esta mañana la consejera de Salud, María Martín, y el director del Área de Salud, José Miguel Acítores, en una comparecencia donde se han desgranado los aspectos más relevantes del informe anual del Ministerio que se obtiene a través de entrevistas telefónicas en todo el país, y cuyo objetivo principal es obtener la percepción que tienen los ciudadanos del funcionamiento del sistema sanitario público.

Asimismo, La Rioja se encuentra, con un 7,25, entre las comunidades líderes en Atención Especializada. En este nivel asistencial, el 86,6% de los riojanos encuestados reconoce haber recibido una atención “buena” o “muy buena” en las consultas del especialista en el último año. Se valora especialmente el trato y la atención del personal médico y de enfermería, con un 7,49.

Respecto al ingreso hospitalario, el 100% de las personas que han participado en la encuesta asegura que la atención recibida durante su estancia en un centro hospitalario riojano fue “buena” o “muy buena” y, preguntados por la comodidad de las habitaciones, otorgan un 7,84, la nota más alta de toda España.

Los buenos datos en los niveles asistenciales también se extrapolan a la percepción general sobre el sistema. En concreto, el 76,4% de los riojanos encuestados piensan que el sistema sanitario funciona “bien” o “muy bien”, cifra similar a la de 2016, y casi cuatro puntos superior al 72,8% de 2015. Solamente un 4,5% de los encuestados es partidario de rehacer por completo el sistema.

Además, los riojanos otorgan a su sistema sanitario la segunda mejor valoración de toda la serie histórica, con una nota media de 6,99, superior a la media del resto del país. También se mantienen las buenas puntuaciones que los riojanos otorgan a enfermeras y a médicos, con un 7,72 y un 7,74, respectivamente.

En lo referente a las Urgencias sanitarias, el Sistema Riojano de Salud también ha subido su puntuación, incrementando casi un punto en dos años, del 5,44 de 2015 al 6,32 actual. El 80% de los atendidos el año pasado en las urgencias riojanas valoran la atención recibida como buena o muy buena. A este respecto, cabe destacar que un 71,8% de los ciudadanos (66,6% en España) que acudieron a las Urgencias en el último año en La Rioja lo hicieron por decisión propia, por un el 12% que acudió por que les mandó el médico de cabecera, un 6,1% derivados por los servicios de urgencias de primaria o un 8,1% por traslado del 061 o el 112.

A la hora de hablar de la accesibilidad al sistema, La Rioja sigue manteniendo buenos registros. El 61,7% de las personas que pidieron cita con el médico de cabecera en el último año la obtuvieron para el día siguiente, el mejor porcentaje de todo el país y muy superior al 18,1% de la media nacional.

Satisfacción con la receta electrónica

Este año el Barómetro Sanitario también ha planteado a los encuestados otra serie de preguntas como las referentes a la implantación de la receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud. Los riojanos son, junto a gallegos y navarros, los españoles que más han hecho uso de este servicio en el último año, un 70,7% asegura haberlo utilizado en nuestra región, por el 57,2% de la media nacional. Además, los riojanos le otorgan a la receta electrónica un 8,21 sobre 10 a la hora de hablar de la satisfacción de este sistema, y un 87,9% asegura que nunca ha tenido problemas a la hora de recoger medicamentos con este sistema.

Asimismo, el cuestionario ha incorporado esta edición cuestiones referentes a los hábitos de consumo de alcohol y tabaco en la población general y entre los menores de edad, además de la aplicación de las leyes en estas materias. Sobre el alcohol, un 75,4% de los riojanos encuestados asegura que la sociedad es demasiado permisiva con su venta a menores. A la pregunta de cómo reduciría esa permisividad, un 34,8% mantiene que los padres deberían ejercer un mayor control sobre sus hijos, y un 33% apuesta porque las autoridades adopten un mayor control y ejerzan más sanciones.

En lo referente al tabaco, La Rioja es, junto al País Vasco, la única comunidad autónoma donde los ciudadanos aprueban, con un 5,20 sobre 10, la gestión del control sobre la prohibición de fumar alrededor de recintos y centros hospitalarios.