El Partido Socialista de Calahorra ha ofrecido esta tarde una rueda de prensa, de la mano de su concejala Chelo Fernández, para poner de manifiesto que, casi un año después del cierre del comedor social gestionado por Cruz Roja, se sigue sin poder contar con este servicio pese a que en el pleno de febrero de este año, la concejala de Servicios Sociales María José Torrecilla afirmara que para últimos de abril estaría abierto.

 

Desde el PSOE se recuerda que en abril el equipo de gobierno solicitó presupuestos para la redacción del proyecto de adecuación de un local en la calle Aragón número 12 para ubicar el comedor social, aunque no fue hasta junio cuando la Junta de Gobierno aprobó el contrato menor para esa redacción del proyecto.

Los socialistas señalan en este sentido que el proyecto aún está pendiente de aprobación, quedando aún por delante la licitación de la ejecución de la obra, el suministro del material y la concreción del modelo de gestión que, si se realiza con una empresa externa, también quedaría pendiente la licitación de dicha gestión, con lo cual desde el PSOE aseguran que pasarán meses antes de que pueda ser abierto.

Por otro lado, el PSOE ha denunciado que la falta de diálogo y comunicación previa con los vecinos de la calle Aragón ha generado un gran malestar en la zona, malestar que se ha visto materializado en varios escritos de protesta, una vez que se han enterado de la ubicación de este comedor social en su zona tras recibir una notificación a mediados de septiembre por la exposición pública de la tramitación para la licencia ambiental. Cinco meses después de que el Equipo de Gobierno hubiera decidido su ubicación y contratado la redacción del proyecto.

Finalmente el Partido Socialista solicita al equipo de gobierno que de los pasos necesarios para que en los primeros meses del próximo año 2018 se pueda abrir el servicio del comedor social agilizando al máximo los trámites, a la vez que se pongan en contacto con los vecinos de la calle Aragón para solucionar el malestar existente.