La asociación Amigos de la Historia de Calahorra ha remitido al Ayuntamiento y a la Dirección General de Cultura del Gobierno de La Rioja, un escrito con propuestas para la recuperación de la muralla romana existente en la trasera de la calle San Blas.

 

El colectivo recuerda como este paño contó con una intervención arqueológica en el año 1993, siendo básicamente un tramo de la muralla romana levantado en la segunda mitad del siglo III d.C. Aquella intervención arqueológica contó con la excavación, limpieza, consolidación y recuperación de ese tramo, pero desde entonces han pasado nada menos que 25 años, en los cuales salvo retirar hierbas en momentos puntuales y en la parte baja, no se ha hecho nada.

Este tramo, según los Amigos de la Historia, merece la pena ser puesto en valor porque, hasta este momento, salvo los restos del Sequeral, no se dispone a la luz de ningún otro resto de muralla visible como este paño junto al yacimiento de la Clínica. La situación actual es desastrosa, con una erosión progresiva y brutal.

La asociación propone la realización de un proyecto de recuperación de este tramo de muralla en el que en fases, se lleve a cabo una actuación integral que impida un mayor deterioro del conjunto permitiendo su recuperación, musealización y puesta en valor.

Para ello Amigos de la Historia propone una serie de actuaciones, entre ellas, la limpieza del conjunto eliminando toda la maleza y arbolado de la parte superior; la consolidación del lienzo, con un tratamiento que evite la erosión de los sillares y rejuntado de los mismos; o el recrecimiento con sillería con el objetivo de conseguir una bancada superior que posibilite la colocación de una canaleta de drenaje que impida en la medida de lo posible la humedad interior de la muralla.

También se plantean otras opciones para la recuperación de esta zona como una red de evacuación de aguas en la parte superior, dotando de canales a las construcciones superiores que impida la caída de agua por el paño de sillería; el adecentamiento mediante pintura, de todas las traseras de la calle San Blas que marcan el trazado de la muralla; la construcción de una pasarela que permita acceder a la parte superior del tramo de muralla. Además, si fuera posible, ahora o en un futuro, la adquisición de la construcción que divide en dos el tramo de muralla para poder completar el mismo; y finalmente el ajardinamiento con sistemas no agresivos, iluminación y señalización del conjunto.

Si a lo largo de los años, desde la asociación Amigos de la Historia de Calahorra han ido denunciando y proponiendo actuaciones en este punto que no sirvieron de nada, e incluso limpiaron con sus medios este tramo de muralla (en el año 2009), ahora creen que dado su actual estado de deterioro es urgente y necesario actuar de forma inmediata por parte de la Administración, para la recuperación de este tramo de la muralla romana que fue parte importante de la historia de la ciudad de Calahorra.