El Consejo de Gobierno de La Rioja ha dado hoy luz verde al Decreto por el que se declaran Rutas Verdes la Vía Romana del Iregua y el Camino Verde del Alhama, dos de los itinerarios promovidos por la administración medioambiental riojana más populares, que consolidan así su situación legal dentro de la Red de Itinerarios Verdes de La Rioja.

 

La Ley 5/2003 es la norma encargada de regular esta Red, que incluye las Vías Verdes de la región, infraestructuras de comunicación destinadas al tráfico no motorizado que discurren por terrenos o infraestructuras ferroviarias en desuso, y las denominadas Rutas Verdes, trazados destinados también al uso público y el disfrute del ocio en la naturaleza pero con un origen distinto al ferroviario.

Con esta declaración, se facilita la gestión y la protección de estos caminos, que se consolidan como bienes de dominio público construidos y financiados por la administración medioambiental riojana, a la que compete su conservación, vigilancia y protección.

La Ley establece además cómo debe ser la creación, el uso y mantenimiento de estos itinerarios, cuáles son los usos permitidos, autorizables o prohibidos en ellos, el régimen de infracciones y sanciones, o las circunstancias que pueden llevar a la pérdida de la condición de Ruta Verde.

En el caso de la Vía Romana del Iregua, la ahora declarada Ruta Verde ofrece a caminantes y ciclistas un recorrido de 77,2 kilómetros ininterrumpidos por todo el valle del Iregua, desde Logroño hasta el Puerto de Piqueras, facilitando a la gente la posibilidad de disfrutar de sus paisajes, su cultura y su historia.

Este ambicioso proyecto se ha realizado en varias etapas. Entre los años 1998 y 2002 se acondicionó el tramo entre Viguera y el Puerto de Piqueras. En el año 2014 se ejecutaron las obras de construcción de otro tramo del sendero en el término municipal de Villamediana de Iregua. Y por último el pasado 2016 finalizó el tramo que faltaba entre los municipios de Villamediana de Iregua y Viguera, poniendo ahora su declaración como Ruta Verde el broche final a la iniciativa.

La declaración como Ruta Verde también va a fomentar el uso y disfrute por parte de sus muchos usuarios del Camino Verde del Alhama que une el Balneario de la Albotea, en Cervera del Río Alhama, con Aguilar del Río Alhama.

Se trata de una ruta de unos 12 kilómetros que transcurre paralela a la ribera del río Alhama, entre cortados donde anidan numerosos buitres y que pasa por puntos de interés arqueológico como el yacimiento de Contrebia Leucade.