Dentro de la ronda de encuentros que está manteniendo con las entidades que gestionan las figuras de protección de la calidad  agroalimentaria diferenciada, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Iñigo Nagore, se ha reunido con el presidente de la Asociación Profesional del Pimiento Najerano y de Santo Domingo, Jesús Martínez Nalda, para analizar la situación actual de la IGP Pimiento Riojano y las actuaciones que tienen previsto desarrollar a lo largo de este año.

 

El Gobierno regional apoyará con 19.000 euros las acciones de promoción, formación y asistencia técnica a los profesionales del sector. Además del Festival del Pimiento Riojano, que se celebra en Nájera, la IGP colabora en diferentes jornadas gastronómicas, y en los diferentes eventos que organiza la entidad de promoción La Rioja Capital en el marco de la campaña ‘Alimentos de La Rioja’.

A lo largo de 2018, la IGP quiere renovar su web y el material destinado a promoción y divulgación de la marca. El objetivo es fidelizar a los clientes e incrementar el consumo del pimiento riojano, un producto esencial en la gastronomía riojana, en fresco y especialmente en conserva. Al mismo tiempo, la asociación cree que una mejora de la comercialización permitirá incentivar a los pequeños productores para seguir ampliando la superficie cultivada en la comunidad autónoma.

En la actualidad, el distintivo de calidad riojano acoge a 6 cultivadores (dos productores más), 4 almacenes y 4 industrias, en una zona de producción que ha crecido hasta las 27,2 hectáreas en un área geográfica que suma Hormilla a los municipios de Tricio, Tormantos y Leiva. La producción potencial de pimiento en las parcelas inscritas ronda las 500 toneladas, y un 85% del total se destina a la conserva.