El Club Deportivo Calahorra celebró ayer por la noche su asamblea anual ordinaria, una cita con los socios rojillos en la que la aprobación de las cuentas de la temporada pasada se convirtió en el principal punto del orden del día, hasta el punto de que el inicial rechazo de los socios estuvo a punto de que Tomás Lorente y su junta directiva dimitieran.

 

El balance económico de la anterior campaña reflejó unos ingresos de 283.000 euros frente a unos gastos de 280.000, lo que arrojó un pequeño superávit por encima de los 3.000 euros, unas cifras que contrastaban en su montante global con la previsión presupuestaria aprobada un año atrás en la última asamblea de 197.000 euros.

Las preguntas de los socios sobre diferentes partidas de las cuentas fueron subiendo el tono de crispación de la asamblea que inicialmente rechazó dichas cuentas, situación ante la cual el presidente rojillo Tomás Lorente afirmó que “si las cuentas no eran aprobadas, yo dimito de inmediato con toda mi junta directiva”.

Después de dos votaciones contrarias a la aprobación de las cuentas, nuevamente con el mensaje de que si no se aprobaban, se dejaba la presidencia y se convocaban elecciones, y nuevas aclaraciones por parte de la directiva de diferentes temas económicos, al final se terminó aprobando el balance económico de la anterior temporada.

A partir de ahí, se dio a conocer por parte del presidente del C.D.Calahorra que su idea es que el próximo 31 de mayo, al terminar la nueva temporada, el club tendrá un superávit de 150.000 euros gracias a aportaciones como la Copa del Rey o los derechos de televisión, a la vez que se anunció un presupuesto de 222.700 euros para esta campaña en la que se ha apostado por la ‘profesionalización’ del cuerpo técnico y del equipo.

Otros temas que se dieron a conocer en la asamblea es la intención de realizar elecciones el año que viene para poder desarrollar el proyecto ‘Calahorra 2020’, la intención de apostar por el fútbol base (a través de la fusión de las dos escuelas o la creación de una propia del C.D.Calahorra), o la solicitud de Alex Satrústegui de causar baja en el equipo porque le han concedido una beca en Estados Unidos.

Finalmente se dio a conocer la nueva campaña de captación de socios que bajo el lema ‘Sin ti no soy nada’ se pondrá en marcha próximamente con una reducción en los precios de los carnés de socios, que serán de 130 euros para los benefactores y empresas, 100 euros para el socios general, 80 euros para el jubilado y 50 euros para el socio sub-23, mientras que los menores de 18 años tendrán acceso gratuito.