Este viernes 25 de agosto se colgarán los nuevos reposteros en el balcón central de la fachada del edificio consistorial, coincidiendo con el inicio de las fiestas patronales en honor a San Emeterio y San Celedonio.

 

Son tres en total, de terciopelo rojo resistente a las inclemencias del tiempo y tienen a San Emeterio, San Celedonio y al escudo municipal como protagonistas.

Miden 1,80 metros de ancho y 2,50 metros de largo y van colgados en una barra metálica que se apoya en un soporte instalado en el balcón central del Ayuntamiento.

Los dos reposteros con las imágenes de los Santos Patronos de la ciudad bordadas en oro llevan también una greca dorada de veinte centímetros alrededor de las efigies, el nombre de cada santo y la palabra Calahorra.

El otro repostero, que estará colocado entre los reposteros con las figuras de San Emeterio y San Celedonio, luce el escudo municipal con corona incluida realizado en terciopelo de sus colores originales y las cisuras y espadas aparecen bordadas en sus colores. Todo está rematado con pasamanería dorada.

Alrededor del escudo puede leerse la leyenda bordada en oro “la muy noble, leal y fiel ciudad de Calahorra”.

La adquisición de estos tres reposteros, que embellecen las fachada principal del edificio consistorial en las fiestas patronales de marzo y agosto y el día del Corpus Christi, ha costado 6.083,02 euros.