El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y la alcaldes de Alfaro, Yolanda Preciado, han firmado hoy un convenio de colaboración con el que se formaliza la concesión de una ayuda de 245.000 euros para financiar los gastos derivados de las obras de emergencia que llevó a cabo el Ayuntamiento durante los meses de marzo y abril para consolidar la mota de la margen derecha del río Ebro y garantizar el abastecimiento de agua potable al municipio.

 

La reparación de las defensas en el cauce del río “era necesaria y urgente” porque el cauce normal el agua ya estaba provocando daños severos con el riesgo de que llegara a abrirse la mota, “una situación que hubiera dejado aislados y sin servicio los pozos de captación que se encuentran en esta zona afectando el servicio de abastecimiento a la localidad”, ha explicado Íñigo Nagore. Las avenidas extraordinarias que se produjeron en abril, una vez iniciadas las obras, habrían ocasionado la rotura total de las defensas, por lo que la rápida intervención del Ayuntamiento de Alfaro ‘sujetó’ la crecida, “pero dejó muy dañada la nueva mota que no estaba terminada y obligó a acometer otras reparaciones”.

El Ayuntamiento de Alfaro, después de trasladar la situación crítica por el riego de inundación al organismo de Cuenca, solicitó al Gobierno de La Rioja asesoramiento técnico y que estableciera las ayudas necesarias para sufragar el coste de estas obras de emergencia para reforzar la mota que se contrataron a finales de marzo.

Con motivo de la celebración del Consejo de Gobierno en Alfaro el pasado 19 de julio, el Ejecutivo riojano dio el visto bueno a la propuesta del convenio de colaboración, que hoy se ha ratificado, para cofinanciar esta actuación de emergencia para reparar las infraestructuras de defensa frente a las inundaciones en la margen derecha del río Ebro, a su paso por la localidad alfareña.

Precisamente, con esa preocupación por los riegos de inundación que provocan las crecidas del río Ebro, el Gobierno de La Rioja se ha unido al proyecto Ebro Resilience dentro de la convocatoria LIFE de la Unión Europea, para trabajar junto al Ministerio de Transición Ecológica (a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro), Navarra y Aragón.

Traslado pozo de captación

Dada la preocupación por garantizar a los vecinos el agua de boca de calidad, y teniendo en cuenta que al abordarse el proyecto Resilience el actual pozo de captación quedaría aislado, la Consejería está estudiando una nueva ubicación.

Íñigo Nagore ha explicado que en el mes de octubre se realizaron unas pruebas de bombeo “para calcular los parámetros hidrodinámicos de la formación acuífera captada y, de esta manera, disponer de criterios técnicos más sólidos que permitan estimar el comportamiento a medio y largo plazo de distintos escenarios de explotación, y de una previsión de potenciales  afecciones y reservas de agua en caso de necesidad de mayores extracciones”.

Los trabajos de construcción del pozo de sondeo, junto con las pruebas de bombeo recogidas en el proyecto de Construcción, se adjudicaron a la empresa Perfibesa, y han tenido un coste de 35.014 euros.

El pozo nuevo de Alfaro se ubica en la masa de agua subterránea del aluvial del Ebro-Aragón: Lodosa-Tudela 49. Una vez determinado el lugar y las características del pozo, se llevaría a cabo la redacción del proyecto del pozo de explotación.