La alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido, acompañada por la concejala de urbanismo, Rebeca Sáenz y del concejal de Fondos Europeos, Esteban Martínez y miembros del equipo de gobierno han mostrado esta mañana el resultado de la rehabilitación de la Casa Carramiñana que albergará la oficina técnica de urbanismo y casco antiguo, y que incluirá también a los responsables de agricultura y medio ambiente.

Se trata de una inversión incluida en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) “Calahorra, dos milenios de futuro” susceptible de ser cofinanciada al 50 % por la Unión Europea a través del FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL (FEDER) en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) 2014-2020.

El edificio “Casa Carramiñana” ha sido reformado y adaptado en su totalidad para albergar estos servicios municipales a través de una importante inversión para la que se ha solicitado cofinanciación al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) por los siguientes conceptos:

  • Reforma y adaptación edificio, incluida en la operación “Calahorra comercial y emprendedora” incluida dentro del Objetivo temático 9 denominado “Promover la inclusión social y luchar contra la pobreza”:

Inversión total: 197.092,21 €

Cofinanciación Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): 98.546,11 euros.

  • Equipamiento mobiliario, incluida en la operación “Calahorra inclusiva” incluida dentro del Objetivo temático 9 denominado “Promover la inclusión social y luchar contra la pobreza”:

Inversión total: 45.532,30 €

Cofinanciación Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): 22.766,15 €

  • Equipamiento informático incluida en la operación “Calahorra TIC” incluida dentro del Objetivo temático 9 denominado “Promover la inclusión social y luchar contra la pobreza”:

Inversión total: 41.810,04 €

Cofinanciación Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): 20.905,02 €

INVERSIÓN TOTAL IMPUTADA A LA EDUSI: 284.434,55 €

COFINANCIACIÓN SOLICITADA AL FEDER: 142.217,28 €

Mediante las operaciones referidas se pretende hacer del Casco Antiguo una zona inclusiva y atractiva para los ciudadanos de Calahorra, tanto para disminuir su degradación y como para fomentar su revitalización, de forma que con la instalación y traslado del servicio de urbanismo a la Casa Carramiñana, se acerquen los servicios municipales a la población de este barrio, contribuyendo a su dinamización.