El Gobierno de La Rioja e Izquierda Unida han logrado un principio de acuerdo para sacar adelante los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de La Rioja para el ejercicio de 2021. La presidenta del Ejecutivo, Concha Andreu, ha afirmado que estos Presupuestos “serán, sin duda, la mejor herramienta para luchar contra la pandemia. Y lo serán porque constituyen la base sobre la que financiar las políticas públicas para el futuro”.

Andreu ha recordado que el Presupuesto está orientado, sobre todo, a reforzar los recursos humanos y técnicos dedicados a la sanidad, a la educación y a los servicios sociales. Se trata de un presupuesto de 1.840´35 millones de euros, lo que supone un incremento del 17´23% respecto al de 2020.

La presidenta ha dicho que estamos ante un presupuesto “que es el necesario para las extraordinarias circunstancias que nos ha tocado superar. Estas Cuentas Públicas vienen a reforzar los servicios públicos, a garantizar la reactivación económica a través del acceso a los fondos europeos, y suponen un refuerzo fundamental de nuestro sistema de protección económico y social, cuando es más necesario que nunca”. A través de las Cuentas Públicas habrá “más ayudas a empresas, a autónomos, a trabajadores, y a familias que lo están pasando mal”.

Andreu ha afirmado que “cuando llegamos al Gobierno, en septiembre de 2019, fuimos capaces de sacar adelante un presupuesto en tan solo 90 días. Ahora, un año después, vamos a ser capaces de sacar adelante unas Cuentas Públicas que llegan en el momento más crucial”.

La presidenta ha asegurado que este Presupuesto avanza en el cumplimiento del Acuerdo para un Gobierno de izquierdas y Progresista “que en el verano de 2019 acordamos y firmamos los socialistas junto a Izquierda Unida y a Podemos-Equo, y que conformó el Gobierno que encabezo”. Andreu ha recordado que “si antes de la pandemia era necesario reforzar los servicios públicos en La Rioja, tras la llegada del coronavirus, es una cuestión imprescindible”.

Andreu ha explicado que el principio de acuerdo con Izquierda Unida aborda modificaciones en el presupuesto relacionadas con cuestiones como el medio ambiente y las energías renovables, las infraestructuras educativas y puesta en marcha de proyectos pilotos formativos, la lucha contra la despoblación y la desarticulación de nuestro medio rural o el refuerzo de la prevención de riesgos laborales. Además, avanza en la internalización de servicios sanitarios para su prestación desde el sector público directamente y con el refuerzo de la red regional de asistencia sanitaria y sociosanitaria.