La empresa calagurritana Viveros Sáenz será la encargada de la plantación en distintas zonas verdes de la ciudad durante 2018. La Junta de Gobierno Local ha aprobado la adjudicación de este contrato por importe de 55.566,93 euros, que incluye el suministro, la preparación de parterres y la plantación de especies anuales tanto en primavera como en otoño.

 

En total, 44.810 unidades de diferentes variedades de flores adornarán Calahorra, de las cuales 21.578 se plantarán en primavera, entre el 15 de mayo y el 7 de junio y 23.232 en otoño, desde 16 de octubre hasta el 8 de noviembre.

Estas flores llenarán de color los parterres del paseo del Mercadal y de la avenida Valvanera, el jardín de la rotonda de la Glorieta Marco Fabio Quintiliano, la zona verde de Minglanillos, las jardineras del Ayuntamiento y las bolas colocadas en las calles Grande, Tilos, Sol y en el edificio consistorial.

Las flores elegidas para embellecer la ciudad en la temporada de primavera son begonias, pelargoniums, tagetes, geranios gitanilla, verbena, portulacas e impatiens de varios colores.

Y para los meses de otoño e invierno se ha optado por cyclamenes, pensamientos y violas también de diversos colores.