El Parque de Servicios del Ayuntamiento de Calahorra está procediendo ya al vallado del perímetro que ocupará el tradicional Belén del paseo del Mercadal.

Este año el formato de este Belén se verá modificado por las circunstancias sanitarias que atravesamos, reduciendo su tamaño respecto a sus dimensiones habituales y, por tanto, la cantidad de elementos que se utilizarán.

El Belén contará con un vallado perimetral que estará configurado de manera que dispondrá de   entrada y salida por lo que se obligará a realizar un recorrido en sentido único. De esta manera se elimina el pasillo central en el cual se producían muchas aglomeraciones y que no permitía garantizar la distancia de seguridad.

Aunque se trata de una actividad segura, en los momentos de mayor afluencia, el Belén contará con el apoyo de Protección Civil y Policía para vigilar el cumplimiento de las medidas de seguridad y prevención sanitarias.

El Ayuntamiento de Calahorra apuesta así por mantener la animación de las calles en el período navideño, animando de manera indirecta la actividad comercial y hostelera.

Todo ello se complementa con el montaje de las luces de navidad que durante estos días han sido colocadas por los puntos habituales de la ciudad y que han sido ampliadas a algunas calles como el planillo de San Andrés, plaza de la Verdura, rasillo de San Francisco y un tramo más de avenida de Valvanera.