Durante este pasado fin de semana Juantxo García ha cubierto la tercera de sus etapas del ‘reto’ que se ha planteado a lo largo de siete carreras durante este último trimestre del año 2019, en las cuales su objetivo es, saliendo desde la última posición, adelantar al máximo número de corredores en cada una de las citas para que, posteriormente, las empresas colaboradoras con esta iniciativa aporten una cantidad económica que será donada a la Asociación de la Lucha contra el Cáncer.

Aquí tenemos el relato, en primera personal, del propio Juantxo, de su carrera de este fin de semana:

“Fundido, así acabamos en Bilbao. Feliz por los puestos adelantados, a falta de confirmación oficial 1458 puestos avanzados. 

Una locura de salida, impresiona quedarse solo frente al campo de san mames, donde hace unos minutos había mas de 13000 personas…de repente el silencio y el speaker anunciando tu nombre, el de tu región y el de la chaladura que estas apunto de empezar. Durante los próximos 21 kms. te enfrentas a una carrera que no has hecho nunca pese a haberla corrido en tres ocasiones anteriormente. Dejas transcurrir unos segundos y de repente un muro de miles de cabeza te impiden avanzar, empiezas a zigzaguear, a ir de lado a lado de la calle, a subirte a la acera, a cambiar de ritmo, ahora sprinta, ahora vete casi andando. Sabía que lo iba a pagar, que esos cambios de ritmo no me iban a venir nada bien a partir del km 11. Encima llueve, tengo miedo a encada paso de peatones resbalarme y hacerme un esguince. Ten cabeza, aun quedan otras 4 carreras y no tienes que demostrarle nada a nadie. Que coño tira todo lo que puedas, todo lo que adelantes ahora, trabajo que te quitas luego….cada 30 segundos cambiando de estrategia. De vez en cuando desde la acera oyes tu nombre, el de tu ciudad, diriges tu mirada pero apenas puedes adivinar de donde viene ese grito. David y Valen me abren paso como si fueran un ariete, de vez en cuando les chillo “ESTOY” era la consigna si seguía tras ellos, “NOOOO” era el grito si no había conseguido superar al grupo que nos precedía y ellos fieles a mi ritmo lo bajaban para esperar que yo adelantara. Sufrimos, nos reímos, nos mojamos, pasamos frío pero nos miramos a la cara en meta y vimos que ellas se merecían eso y mucho más.

Adelantamos a más de 1400 de media maratón pero seguro que fueron mas de 4000 personas ya que se salía a la vez la distancia de 10k, media y maratón.

Próxima parada 4/7…el Cantábrico. San Juan de Luz-Ondarribia 23 kilómetros”.