Durante el pasado fin de semana se celebró la segunda edición del Torneo Ezcaray Federado Individual en el que hubo una nutrida participación del Club San Agustín de gimnasia rítmica de Calahorra que, después de un año sin competir y con menos entrenamientos debido a las diferentes restricciones, volvieron a conseguir pisar un tapiz con unos resultados muy positivos.

Una jornada en la que se vivieron muchas sensaciones, muchos nervios, con un trabajo en cada una de las actuaciones que demostró la buena preparación de las jóvenes gimnastas calagurritanas; de esta forma, hay que destacar las medallas de oro conseguidas en categoría infantil nivel 1 por Lara Jimenez y en categoría benjamín por Iraia Pascual mientras que en categoría alevín Vega Clemente obtuvo el bronce. Asimismo hay que dar la enhorabuena por sus excelentes ejercicios a Vega Montes, Lídia López, Natalia Zamajon, María Marín y Angelica Hruza.

También estuvieron presentes en este Torneo de Gimnasia Rítmica celebrado el pasado sábado 15 de mayo en Ezcaray las gimnastas de las categorías base y absoluta que demostraron igualmente su buen estado de forma dentro de este primer torneo presencial del año, además de conseguir buenos resultados en sus diferentes actuaciones.

En base, hubo medallas de oro para Carla Pascual en categoría infantil, Lucia Marzo en categoría alevin y Carla Quero en categoría juvenil; medallas de plata para Elena Antoñanzas en categoría alevin y Andrea Fernández en infantil; y finalmente medalla de bronce para Idaira Ruiz en categoría alevín. Hay que destacar también el trabajo realizado por Giselle Mangado y el conjunto mixto cadete, primero en La Rioja en ser mixto, que realizaron unos ejercicios impecables. Finalmente, dentro de la categoría absoluta, Sergio Osés y Verónica Martínez obtuvieron la plata en la general.