La Consejería de Salud pone en marcha el próximo lunes, 28 de octubre, la Campaña de Vacunación Antigripal 2019-2020, que concluirá el 27 de diciembre. Con un total de 67.000 dosis de vacuna adquiridas, 2.000 unidades más que en la campaña anterior, el objetivo es reducir la incidencia de la gripe estacional y sus complicaciones en la salud de los riojanos.

 

Para ello, se han habilitado más de 200 puntos de vacunación en toda La Rioja desde los que se vacunará de forma gratuita a las personas integrantes de los diferentes grupos de riesgo, como mayores de 60 años, personas con enfermedades crónicas y alto riesgo de complicaciones por la gripe, profesionales sanitarios y de servicios públicos esenciales. Entre las novedades de esta campaña, además del incremento del número de vacunas hasta las 67.000 unidades, destaca la inclusión de la vacuna tetravalente en los niños hasta 14 años de edad y la inclusión de los niños prematuros entre los grupos de riesgo.

La consejera de Salud, Sara Alba, junto con el director general de Salud Pública, Consumo y Cuidados, Enrique Ramalle, ha presentado esta mañana la Campaña de Vacunación Antigripal 2019-2020, recordando que, según los datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social sobre la pasada campaña, relativos al grupo de población de mayor riesgo (personas mayores de 65 años), La Rioja se sitúa en el primer puesto de las comunidades autónomas por cobertura de vacunación. En concreto, La Rioja alcanzó una cobertura de vacunación del 64,5 por ciento, prácticamente diez puntos porcentuales por encima de la media nacional, situada en el 54,2 por ciento.

En este sentido, la consejera de Salud ha destacado el papel de la prevención y los autocuidados en materia de salud, remarcando que “la vacunación anual frente a la gripe es, sin duda, la medida de protección más eficaz para prevenir la aparición de esta enfermedad y evitar sus complicaciones”. “Gracias a la vacunación de los grupos de riesgo se pueden evitar un 50-60 por ciento de hospitalizaciones y el 80 por ciento de los fallecimientos derivados de las complicaciones de la gripe” ha añadido.

Por su parte, el director general de Salud Pública, Consumo y Cuidados ha señalado que “el objetivo de esta campaña es reforzar la captación de las personas incluidas en el grupo de edad mayor o igual de 60 años y de profesionales sanitarios”. En concreto, se buscará vacunar al menos al 65 por ciento de la población de más de 65 años; aumentar la cobertura de vacunación en la población entre 60 y 64 años; mantener una cobertura vacunal de, al menos, el 90 por ciento en personas mayores de 60 años institucionalizadas (ingresados, residencias de ancianos, etc.); superar una cobertura del 40 por ciento en el grupo de profesionales sanitarios; y aumentar la cobertura en personas menores de 60 años que sufran alguna enfermedad crónica.

Para alcanzar estos objetivos, Enrique Ramalle ha subrayado “la importancia del trabajo conjunto entre los profesionales sanitarios que prescriben, recomiendan o administran la vacuna, junto a los empleados públicos que planifican la campaña. Un esfuerzo en equipo que ya nos ha permitido situar a La Rioja en el primer puesto nacional en las personas mayores de 65 años”.

Por último, Sara Alba ha destacado que los riojanos “contamos con más de 200 puntos de vacunación (centros de salud, consultorios, residencias de ancianos, etc.) distribuidos por toda la Comunidad Autónoma para facilitar la administración de esta vacuna”.

Desde el próximo lunes 28 de octubre, y hasta el 27 de diciembre, se puede pedir cita para la vacunación a través del teléfono 941297729; la página web www.riojasalud.es y la app de Riojasalud, además personarse en el propio Centro de Salud.

Además, en la página web www.riojasalud.es se incluye un apartado en el que se facilita a los ciudadanos información práctica y de interés sobre la campaña.

Características de la gripe y prevención

La gripe es una enfermedad vírica aguda de las vías respiratorias, con un periodo de incubación de 48 horas. Su presentación más frecuente es el comienzo brusco, con dolores de cabeza, fiebre, escalofríos, dolores musculares, malestar general y síntomas de afectación respiratoria, como tos seca y dolor de garganta.

Su importancia deriva de su elevada capacidad de difusión, su alta morbilidad, su repercusión sobre la mortalidad y sus consecuencias económicas, tanto directas como indirectas. Las complicaciones se presentan en todas las edades, pero son más frecuentes en personas con patologías crónicas subyacentes o edad avanzada.

Los virus gripales muestran una elevada capacidad para cambiar. Cada año, la Organización Mundial de la Salud determina las cepas del virus que están en circulación y la composición de la vacuna que debe administrarse. De ahí la importancia de que la población de riesgo se vacune cada año.

En cuanto a la prevención, cabe destacar que la medida más eficaz es la vacunación, ya que gracias a la vacunación de los grupos de riesgo se pueden evitar un 50-60 por ciento de hospitalizaciones y el 80 por ciento de los fallecimientos derivados de las complicaciones de la gripe. Dado que se transmite a través de las secreciones respiratorias al hablar, toser y al estornudar, también son eficaces medidas como lavarse las manos con frecuencia; taparse la boca y la nariz con un pañuelo al estornudar o toser y desecharlo inmediatamente después; no compartir vasos, cubiertos, toallas y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva y secreciones.