El Ayuntamiento de Calahorra, a través de la Biblioteca Municipal “Pedro Gutiérrez” está organizando un Club de Lectura Fácil. La lectura fácil se refiere a libros, documentos administrativos y legales, textos informativos o páginas web que siguen las directrices internacionales de la IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions) en cuanto al lenguaje, contenido y forma.

Este club se reúne dos jueves al mes de 18:00 h. a 19:00 h., cada 15 días. Dio comenzó en enero, y tiene previstas otras dos sesiones en el mes de marzo con el libro Frankenstein, de Mary Shelley, para trabajar en torno a esta autora con motivo de la celebración del día de la mujer, el 8 de marzo.

Para poder asistir es necesario inscribirse. Las inscripciones se realizan en la misma Biblioteca de manera presencial pero también puede llamarse al teléfono 941 10 50 66.

La lectura fácil reclama que el acceso a la lectura y a la información es un derecho y una necesidad social. Reivindica que leer es un pacer que permite compartir ideas, pensamientos y experiencias y que el exceso de tecnicismos o las sintaxis demasiado completas tienen como resultado justamente lo contrario: falta de entendimiento e impedimento para transmitir ese conocimiento. La Asociación de Lectura Fácil afirma que el 30 % de la población tiene dificultades lectoras.

Actualmente, la Biblioteca cuenta en sus fondos con 55 títulos adaptados al sistema de Lectura Fácil que se han puesto a disposición de todas las bibliotecas integrantes en la red de bibliotecas de La Rioja.

El club de lectura fácil está formado con un grupo de personas con distintas capacidades que se reúnen para leer de forma cooperativa un libro o fragmentos de un libro adaptados a lectura fácil. Posteriormente, se reflexiona y trabaja sobre el texto y determinados aspectos como el vocabulario, resúmenes, etc. También se complementan estas lecturas con otras actividades como manualidades, dibujos, dinámicas o juegos.

De esta manera la Biblioteca de Calahorra cuenta con un espacio colaborativo e inclusivo en el que todos pueden acceder de forma más sencilla al gusto por la lectura y así el servicio público de la biblioteca se hace más accesible a un número mayor de personas.