La Consejería de Salud, a través de la Dirección General de Humanización, Prestaciones y Farmacia, ha pedido la colaboración voluntaria de las oficinas de farmacia de los municipios que no disponen de guardia para que presten ese servicio de forma puntual los fines de semana y festivos vía telefónica con carácter general,  y presencial solo en los casos urgentes, con el fin de garantizar la atención farmacéutica a los ciudadanos mientras persista el estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus.

En concreto, Farmacia les recomienda que presten servicio de urgencia localizada dos horas los sábados, domingos y festivos, e insta a las localidades que cuenten con más de una farmacia a coordinarse para ofrecer el servicio de guardia en turnos rotatorios.

La Consejería de Salud solicita a las oficinas de farmacia que se adhieran voluntariamente a este servicio y que informen a la población de su municipio mediante carteles en la propia oficina farmacéutica, ayuntamiento, centro de salud o consultorio, especificando la guardia, así como el número de teléfono al que debe dirigirse la población.

Además, recomienda al personal farmacéutico que, ante solicitudes de medicamentos de carácter no urgente, informen a los ciudadanos de la importancia de permanecer en el domicilio y de acudir a la oficina de farmacia durante el horario ordinario.