Un año más comienza la poda del arbolado de la ciudad. El trabajo, como viene siendo habitual será ejecutado por el parque de servicios.

Este año la distribución de trabajos a lo largo del año ha sido diferente, y se ha planteado de tal manera, que los arboles sean podados en la épica propicia, a finales de otoño o principios de invierno, durante la parada vegetativa de los mismo, siguiendo criterios técnicos para mejorar su estado fitosanitario. Es cuando deben ser podados. Con ello se pretende dar un mejor cuidado a los árboles. Este hecho unido a los tratamientos de endoterapia programados para 2021 y 2022 pretenden mejorar la salud de los árboles en los próximos años.

La poda comienza esta semana y durara hasta principio de febrero. Se estima que Calahorra cuenta con unas 4.000 unidades arbóreas, que, aunque no todas requieren poda, una parte importante de ellas sí. Una de las zonas más importantes es Avenida de Valvanera con cerca de 1.000 unidades.

Para poder llevar a cabo esta actuación es necesario el alquiler de maquinaria que se realiza a través de contrato mayor de suministro. Dicho contrato ha entrado en vigor este mes y tendrá vigor hasta el año 2022, y ha sido adjudicado a Alquisagar.SL por 39.883,37€.

Policía en colaboración con el parque de servicios, irá colocando las pertinentes señales indicativas de prohibido estacionar, para anunciar que se va a llevar a cabo la poda en cada calle y que durante la misma no estará permitido que los vehículos permanezcan aparcados. Al igual que ha sucedido todos los años, se ruega la colaboración ciudadana en este sentido.

El momento de poda ha sido coordinado con el Servicio Municipal de Limpieza para la retirada de las hojas de los árboles, especialmente en las zonas de mayor tránsito.