El Comité de Empresa de la Fundación Hospital de Calahorra ha emitido esta tarde un comunicado para hacer público que “la plantilla de la FHC cumple tres meses de retraso en el cobro del incremento retributivo establecido por Ley para el año 2020”.

En dicho comunicado se hace referencia a que “la FHC es la única entidad del sector público cuya Dirección (Gerencia y Patronato) se niega a cumplir la legalidad vigente, de forma que el personal de FHC es el único que permanece marginado y maltratado salarialmente desde la entrada en vigor, en enero pasado, de la Ley de Presupuestos en cuya virtud a todo el resto de personal de la CAR le fueron revalorizadas sus nóminas un 2% en el mes de febrero”.

El Real Decreto-ley 2/2020, de 21 de enero, por el que se aprueban medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público, estableció, para el año 2020, un incremento del 2% en las retribuciones del personal al servicio del sector público. Como es obligado, idéntica previsión para el personal laboral del sector público autonómico (Ley 3/2003, de 3 de marzo, de organización del sector público de la comunidad autónoma de La Rioja) viene ordenada por los artículos 38.2 y 40.1 de la Ley 1/2020, de 30 de enero, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de La Rioja para el año 2020.

El Comité de Empresa señala que “ello no supone ninguna novedad pues de esa misma forma -mediante norma con rango formal de Ley- es como se establece el incremento retributivo anual del personal de FHC (como también su recorte en 2010 y 2012 así como su congelación posterior durante muchos años)”.

Asimismo recuerdan que “a todo el personal funcionario, estatutario y laboral de la comunidad autónoma de La Rioja, a todos ellos, así como al personal laboral del resto de fundaciones y entes del sector público regional, a todos, les fue aplicado dicho incremento ya en su nómina del pasado mes de febrero con efecto retroactivo a 1 de enero de 2020… A todos menos a la plantilla de FHC”.

En ese sentido destacan que “la Fundación Hospital Calahorra es la única entidad cuya Dirección (Gerencia y Patronato) se niega a cumplir la legalidad vigente. El personal de FHC es el único que permanece marginado y maltratado salarialmente tres meses después de la entrada en vigor de las normas legales antes citadas”.

Igualmente recuerdan que “en reiteradas ocasiones la Gerencia de FHC ha sido emplazada para abordar las carencias en materia de relaciones laborales -que son muchas y de entidad, entre ellas la falta de Tablas Salariales 2020- con la representación legal del centro -este Comité de Empresa- como es su obligación. No hemos recibido respuesta alguna: dicha conducta vulnera el derecho fundamental a la libertad sindical, en su vertiente de negociación colectiva”.

El comunicado asegura que “la plantilla de FHC ha antepuesto, siempre, el interés público a su propio derecho. Pese a ese y otros incumplimientos y desprecios institucionales, hemos continuado trabajando con empeño y profesionalidad ejemplar durante esta pandemia, y así lo seguiremos haciendo en el futuro, cualesquiera que sean los obstáculos y dificultades que sea preciso afrontar”.

Por otro lado, el comité incide en que “hemos callado durante estos tres meses porque hemos antepuesto el servicio público a nuestro propio salario, a la espera -en vano- de una respuesta de la Gerencia y el Patronato de FHC, permanentemente ausentes. Trabajamos a cambio de un salario que necesitamos para vivir, como es natural; un salario que no es precisamente elevado, ni mucho menos. No es posible aguardar más ante la dejadez de la Gerencia y el Patronato del centro”.

En consecuencia, hoy se instado a la Gerencia del centro, una vez más a cumplir la legalidad vigente y aplicar el incremento del 2%, con efecto 1 de enero de 2020, en todos los conceptos retributivos definidos en el convenio colectivo de aplicación en FHC. La misma comunicación se cursará al Patronato de FHC y a las entidades en el mismo representadas (Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja y Ayuntamiento de Calahorra), como corresponsables del incumplimiento de la legalidad vigente.

Asimismo, el Comité de Empresa de la FHC incide en que “la la falta de cobro de nuestra retribución nos obliga a adoptar las medidas de conflicto colectivo legalmente previstas para la defensa de nuestros derechos, circunstancia que ya le ha sido comunicada hoy a la Gerencia del centro”.

Agradecimiento a toda la Rioja Baja

La plantilla de FHC quiere agradecer públicamente a cuantas empresas y particulares nos han ayudado con sus aportaciones en material (sobre todo de EPIs cuando más falta nos hacían), alimentos, detalles, etc.. durante estos días tan intensos y difíciles. Nuestras más sinceras gracias a todos.

Si bien el principio que nos impulsa es la vocación de servicio público, el anhelo por proporcionar a nuestros pacientes la mejor asistencia posible con los medios de los que disponemos, la repuesta solidaria de toda la Rioja Baja ha generado en nosotros una deuda de gratitud imborrable.

Agradecemos asimismo sus abrumadoras muestras de cariño, aliento y apoyo, constantes y sinceras, que nos han motivado y continúan dándonos fuerzas para lo que queda por venir, que no será fácil.

El mérito, en realidad, es de todos los ciudadanos, nosotros nos limitamos a ser profesionales: la implicación en la tarea, la ética personal de trabajo, no es sino otra faceta más de ese compromiso profesional con la sanidad pública. Por eso siempre hemos dicho que éramos nosotros quienes a las ocho, cada tarde, salíamos a aplaudirles a ellos.

No existe medalla ni oropel que iguale haber vivido en primera persona, y desde primera línea, ese sentimiento de comunidad.