La consejera de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente, Territorio y Población, Eva Hita, ha firmado este lunes el convenio de colaboración de 2019 entre el Ejecutivo regional y el Consejo Regulador de la Producción Agraria Ecológica de La Rioja (CPAER), al que el Gobierno destina 165.000 euros para apoyar el desarrollo de sus competencias.

 

El Consejo Regulador de la Producción Agraria Ecológica de La Rioja tiene como objetivos la representación, defensa, garantía, investigación, desarrollo de mercados, marketing y promoción de la agricultura ecológica de La Rioja y de los productos obtenidos por este medio de producción. Además, se encarga de la gestión, control y certificación de la producción ecológica en la Comunidad Autónoma.

Por su parte, la Consejería de Agricultura y Ganadería ejerce la supervisión de las funciones conferidas a la CPAER mediante las auditorías o inspecciones de tipo documental y de campo.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Medio Rural, Territorio y Población, Eva Hita, ha estado acompañada por la directora general de Agricultura y Ganadería, María Jesús Miñana, en la firma del convenio con el presidente de CPAER, Andrés Serrano. La consejera ha destacado: “La agricultura y la alimentación, motores económicos de La Rioja, deben avanzar irrenunciablemente en su apuesta por la producción ecológica como valor añadido en el mercado y como compromiso con el entorno rural y con el consumidor”. Hita ha reiterado el apoyo del Ejecutivo en la conversión ecológica del sector agrícola, ganadero, productor y comercializador.

En La Rioja se estima que habrá 382 operadores ecológicos al finalizar 2019, un 5,76 por ciento más respecto a 2018. Hasta el momento se han inscrito en el presente año veintinueve productores, once elaboradores, tres comercializadores y tres comercios minoristas. Con los datos actualizados, a fecha de hoy figuran en la Comunidad Autónoma 300 productores, 120 elaboradores, siete importadores, catorce comercializadores y ocho establecimientos.

El avance de resultados de 2019 indica un ascenso en superficie de un 9,17 por ciento. Destacan los frutales, con un incremento de 45,25 hectáreas, un 25,95 por ciento más que en 2018. Este grupo de cultivos está experimentando un gran crecimiento, entre otras razones, por el aumento de la demanda a través de tiendas especializadas y grandes superficies de fruta ecológica.

Tras los frutales, figura el viñedo para vinificación, que ha crecido un 22,88 por ciento. En 2019 se han inscrito 139,85 hectáreas más. La superficie de viñedo ecológico para vinificación se reparte en un total de 49 municipios, de los que destacan Alfaro con más de 300 hectáreas, seguido de San Vicente de la Sonsierra con más de 90 hectáreas.

Demanda de vino ecológico

El crecimiento del viñedo se debe, principalmente, a la demanda de vino ecológico en exportación, como refleja la cifra estimada para finales de 2019 de 62 bodegas inscritas en producción ecológica, lo que supone más del 50 por ciento del sector elaborador ecológico.

El impulso de la producción ecológica es una prioridad para el Ejecutivo regional dentro de su estrategia global de sostenibilidad en una Comunidad Autónoma en la que la superficie agrícola inscrita en ecológico es de 3.075,42 hectáreas (un dos por ciento de la superficie agrícola total).

Entre las medidas que la Consejería de Agricultura y Ganadería priorizará, figuran la formación en especialización en agricultura ecológica para todos los sectores de cultivo y el apoyo para la participación en ferias sectoriales nacionales e internacionales. El próximo Plan de Desarrollo Rural -que formará parte del Plan Estratégico en la futura reforma de la PAC- intensificará también la ayuda al cultivo ecológico.