“El anuncio de la consejería de Educación para elevar la ratio mínima de alumnos en los centros concertados es una contradicción frente a lo que la lógica dicta. Solo es un divide y vencerás de carácter ideológico”, así lo ha denunciado la diputada de Ciudadanos, Belinda León. 


La diputada del grupo parlamentario Ciudadanos La Rioja mantuvo en el día de ayer una reunión telemática con docentes y padres de alumnos tanto de centros públicos como concertados para conocer de primera mano la situación generada con las decisiones adoptadas por la consejería de Educación. 
“Nuestro contacto con las asociaciones, sindicatos, plataformas, familias, y docentes es constante y por eso creímos oportuno ayer escuchar de primera mano a los implicados porque así lo demandan. Hay que escuchar de manera activa, algo que el señor Cacho ha olvidado”, ha aseverado León. 
La formación liberal obtuvo con principal conclusión de la reunión que hay que aplicar tres preceptos por encima de todo y con rapidez: Salud, igualdad y mejora de la calidad de Educación. “Lamentablemente las decisiones que se están adoptando no cumplen con ninguno por mucho que nos los quieran vender. Todos son acciones lentas y poco concretas sobre un montón de folios”, ha incidido León. 
Desde Ciudadanos siempre se ha apostado por una Educación de calidad y para ello se necesitan más colegios y recursos, pero públicos y concertados. “El planteamiento de eliminar líneas y aumentar ratios solo consigue que se cargue a los centros públicos, pero no cumplimos el objetivo principal, que es que se mejore la calidad educativa”, ha resaltado León.
Para la diputada naranja “el pacto de reconstrucción que nos vendieron el lunes es una pantomima propagandística, sin rigor ni por supuesto representación de todos. Es un pacto que ataca la libertad, de la discordia, de la imprecisión y que ni con el coronavirus lo han parado”,ha subrayado León, quien ha finalizado indicando que “seguiremos insistiendo en que abandonen ese camino que trazaron al principio de la legislatura y que ahora no tiene ningún sentido. Mantener un acuerdo basado única y exclusivamente en contentar la ideología de unos pocos”.