FÚTBOL SEGUNDA DIVISIÓN B GRUPO II

C.D.CALAHORRA 0 – BILBAO ATHLETIC 3

Los vizcaínos aprovechan los errores defensivos locales

C.D.CALAHORRA. Nacho Zabal (Gonzalo, m.46), Gonzalo Pereira, Sergio Martínez, Cristian Fernández, Ion Echaide, Emilio, Barcina (Obeng,m.59), Xabi Cárdenas, Eduardo Ubis, Adrien Goñi y Fernando Carralero (Yasin,m.68).


BILBAO ATHLETIC. Hodei Oleaga, Areso, Arrieta, Murua, Gorka Pérez, Vencedor, Muñoz, Sancet (Iñigo Baqué, m.80), Villalibre (Benito, m.70), Salado y Córdoba (Vicente, m.63).


ÁRBITRO DEL ENCUENTRO. Nicolás Garcelan Docio, con Monleon y Carrillo. Colegio valenciano. Mostro tarjetas amarillas a Sergio Martínez en el Calahorra y a Sancet y Salado en el Bilbao Athletic.

GOLES

  • Minuto 55. ASIER CÓRDOBA a la salida de un córner.
  • Minuto 67. VICENTE aprovecha un rechace en corto de Gonzalo.
  • Minuto 88. IÑIGO BAQUÉ resuelve un contrataque.

 

El Bilbao Athletic consiguió una cómoda victoria en el campo de La Planilla ante el Club Deportivo Calahorra (0-3) dentro de un partido que se resolvió en el segundo tiempo cuando el equipo vizcaíno aprovechó con acierto los errores defensivos del conjunto local que ofreció demasiadas concesiones en defensa que le terminaron penalizando en el resultado final.

 

El encuentro tuvo dos partes bien diferenciadas, ya que durante la mayor parte del primer tiempo, el Calahorra tuvo controlado el partido no dando oportunidades de ataque al Bilbao Athletic e incluso teniendo dos buenas ocasiones de gol en los remates de Carralero y Ubis que no encontraron premio, además de una controvertida jugada en la que inicialmente se señaló penalti a favor de los locales, aunque finalmente el colegiado corrigió su decisión ante la protesta de la afición del Calahorra, señalando mano de Ubis cuando el delantero rojillo había sido desplazado en el área.

Por su parte, el Bilbao Athletic también tuvo ocasión de adelantarse en el marcador con un penalti señalizado a su favor pero el portero rojillo Nacho Zabal adivinó el lanzamiento de Asier Córdoba y se terminó llegando al tiempo de descanso con el inicial empate a cero.

Muchas y variadas fueron las circunstancias que se fueron sucediendo tras la reanudación del partido, la primera el obligado cambio por lesión del meta Zabal por Gonzalo, quien a la postre también terminaría siendo triste protagonista en la recta final del partido.

Durante el segundo tiempo el Bilbao Athletic fue total dominador del juego sobre el césped de La Planilla ante un Calahorra desdibujado que se fue diluyendo con el paso de los minutos ante el mejor juego del equipo vizcaíno que, tras un aviso de Sancet, se adelantaba en el marcador con un gol de Asier Córdoba.

Pese a la entrada en juego de Obeng, los locales siguieron sin inquietar en ningún momento la portería de Oleaga, mientras que el Bilbao Athletic controlaba por completo el juego en el centro del campo y aprovechando un error en la entrega del Calahorra marcaba su segundo gol por medio de Vicente al aprovechar un rechace en corto de Gonzalo tras disparo previo de Villalibre.

Poco después llegaba una nueva oportunidad para los vizcaínos en un remate de Areso que salvaba bajo palos Cristian, jugada en la que también se lesionaba el portero Gonzalo, quien tras ser atendido por las asistencias sanitarias continuó en juego durante unos minutos hasta que en el minuto 80 solicitó el cambio; al haber hecho ya los tres cambios reglamentarios, el Calahorra tuvo que afrontar los diez minutos restantes más la prolongación con el capitán Cristian bajo palos, quien estuvo acertado en los balones al área del Bilbao Athletic pero no pudo detener el remate de Iñigo Baqué en el minuto 88 que supuso el tercer y definitivo gol del conjunto vizcaíno.

En definitiva, merecido triunfo en La Planilla del Bilbao Athletic que supo aguantar el mejor juego de los locales durante la primera media hora de juego, aprovechando sus ocasiones en el transcurso del segundo tiempo cuando el Calahorra cometió importantes errores que permitió al equipo vasco lograr sus tres goles y llevarse los tres puntos en juego en un partido que terminó de forma nefasta para los locales, con la derrota y con la lesión de sus dos porteros.