Los visitantes del yacimiento de huellas de dinosaurios de la Virgen del Campo en Enciso pueden -desde este fin de semana- contemplar recreaciones en 3D de animales prehistóricos mediante realidad aumentada con la ayuda de sus dispositivos móviles.

 

Esto es posible gracias a la Catedra de Paleontología de la Universidad de La Rioja, el Laboratorio de Documentación Geométrica del Patrimonio de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y el paleontólogo Francesc Gascó, quienes han implementado la tecnología necesaria.

Esta iniciativa pionera en el ámbito de la divulgación y difusión de la Paleontología pretenden extenderla, en el futuro, a todos los yacimientos de huellas de dinosaurios. Por el momento, está disponible en el lateral de la valla y el mirador del yacimiento de La Virgen del Campo de Enciso.

En él, se han instalado unos paneles desde donde los visitantes pueden -a través de códigos QR y con la ayuda de sus dispositivos móviles (smartphones, tablets)- observar las reconstrucciones en 3D mediante realidad aumentada de cocodrilos prehistóricos.

De esta manera, los visitantes pueden observar en directo los animales extinguidos en el mismo lugar del yacimiento en que estos dejaron sus huellas, lo que incrementara su valor didáctico y a la vez lúdico, puesto que los visitantes que lo deseen pueden hacerse fotos con los animales.

En el futuro, se pretende introducir realidad virtual en el resto de yacimientos de la región para completar un guía virtual del rico patrimonio de huellas de dinosaurio de la región.

CAMPO DE TRABAJO EN ENCISO

Encisco acoge, hasta mañana martes 30 de julio, el Campo de Trabajo ‘Paleoicnología y restauración de huellas de dinosaurio’ de la Universidad de La Rioja, que desarrolla sus trabajos en los yacimientos de Virgen del Campo y la Senoba en Enciso.

El objetivo del campo es el aprendizaje de técnicas de estudio de huellas de dinosaurio y de conservación y reparación de sus yacimientos. En el campo se reparan las rocas con huellas fosilizadas que se rompen al permanecer a la intemperie. Los alumnos limpian los afloramientos de tierra y plantas, rellenan las grietas con mortero, silicona y resina, y pegan los fragmentos sueltos.

La actividad diaria comienza a las 7.30h con el desayuno, para llevar a cabo de 8am a 14h el trabajo de campo. La comida tiene lugar a las 14.30h, por la tarde (17-18.30h) es el momento de las clases teóricas y a las 21h, la cena.

En el trabajo de campo, además de la reparación de los yacimientos, se examinan y se explican las huellas que afloran. En las clases de última hora de la tarde los alumnos estudian los tipos de dinosaurio, sus huellas y aprenden a analizar un rastro real. A partir de diapositivas hechas sobre un rastro de un yacimiento, encuadradas en una malla, dibujan el rastro a escala, toman las medidas pertinentes y analizan el tipo de huellas y las características del rastro (velocidad, altura del dinosaurio, etc.).

El campo de trabajo concluye mañana martes 30 de julio, en La Gota de Leche, con la segunda y última sesión del ciclo de conferencias. A las 18.00 horas, Angélica Torices ofrecerá la conferencia ‘Caminando con dinosaurios en los yacimientos de La Rioja’; a continuación, José Ignacio Canudo hablará de ‘Los dinosaurios del final del Cretácico en España’; y, finalmente, Antonio Alonso disertará sobre ‘El estudio de los dientes de dinosaurios carnívoros de La Cantalera (Teruel, España)’.