El Club Deportivo Calahorra empató ayer a cero frente al Tudelano en el partido de la jornada numero 37 celebrado en el estadio Ciudad de Tudela con una nutrida asistencia de aficionados rojillos, un encuentro poco brillante sobre el terreno de juego con reparto final de puntos, un resultado que beneficiaba a los navarros para asegurarse la permanencia, un logro ya conseguido por el equipo calagurritano.

 

Los rojillos afrontaron este penúltimo partido de la temporada con numerosos cambios en el equipo inicial de la semana pasada, destacando el debut en la portería de Gorka Alegría que superó con buena nota esta prueba; en lo que se refiere al partido, poco o nada que destacar ya que las ocasiones de peligro fueron escasas en ambas porterías, sumando el Calahorra un nuevo punto a su casillero que complica su participación en Copa del Rey durante la próxima temporada, aunque el entrenador Miguel Sola quiso dejar claro que su equipo va a apurar todas sus opciones de conseguirlo.