El proyecto de la Asociación para el Desarrollo Rural La Rioja Suroriental (ADR), que incluye diversas vías de difusión y divulgación, se centra en la creación y reproducción de un guardaviñas como seña de identidad del paisaje riojano y de la cultura del vino como elemento de sensibilización para la conservación del paisaje.

Desde la ADR La Rioja Suroriental y la entidad que gestiona, la Ruta del Vino Rioja Oriental, se quiso ahondar en el conocimiento y puesta en valor de estos valores, por lo que en los últimos dos años se ha llevado a cabo un estudio sobre los chozos y guardaviñas de la zona. Este estudio se desarrolló en dos fases, dando lugar a la catalogación de 182 construcciones de diversa tipología, morfología y tamaño, en función de la ubicación, el terreno, el material de construcción disponible y las necesidades del agricultor en cuestión.

Este proyecto supone el colofón a esos estudios realizados. Con el mismo objetivo de dar a conocer y divulgar la historia del territorio, ensalzando la labor de los agricultores y generando interés entre la población y aquellos que nos visitan, se ha desarrollado la creación de un chozo a escala real, que se ubica en el exterior de la tienda de la Bodega Vico, (Paseo Constitución, nº 1) en Arnedo, una de las localidades de Rioja Oriental.

Se trata de una ubicación estudiada y nada casual, ya que junto a esta tienda se encuentra una rotonda que da entrada a la parte urbana del municipio cuyo elemento decorativo es una antigua prensa de vino, rodeada de cepas, en homenaje a la labor de los viticultores y su labor diaria.

El chozo se levanta sobre una zona de carácter público y para la ejecución se procedió a pedir permiso al Ayuntamiento de Arnedo, una colaboración que deja constancia de la buena sintonía con esta Administración Pública, conscientes ambas partes del beneficio social y divulgativo de la iniciativa.

Ahora, esta recreación del guardaviñas se puede visitar libremente y pondrá el broche de oro a esta iniciativa que continuará cumpliendo con los objetivos de divulgación y conservación del paisaje de Rioja Oriental.

El chozo se ha construido a partir de cantos rodados, recogidos de una viña cercana, con el objetivo de darle más realismo a la creación, y especialmente escogidas por su color, asemejándose a las que adornan la fachada y paredes exteriores de la tienda de la bodega. En este sentido, contando con materiales cercanos al lugar de la construcción, se ha tratado de reducir las emisiones de CO2 en los trayectos, optando por el uso de elementos naturales, donados voluntariamente por vecinos del municipio que han querido aportar su solidaridad al proyecto.

En cuanto a las dimensiones, no se trata de una creación de gran tamaño para que el impacto visual no sea imponente y con el objetivo añadido de no restar visibilidad a la bodega.

Tras la retirada de las piedras decorativas que adornaban la ubicación actual del chozo, se procedió a colocar los soportes y guías de madera que darían la forma circular de este tipo de chozos. Poco a poco se fueron levantando los muros, dejando hueco para dos ventanas sostenidas con una gran piedra, en cada uno de los casos, que funciona a modo de dintel para empacar la estructura.

La puerta, orientada hacia la rotonda que da entrada al casco urbano de Arnedo, es un hueco vertical que cuenta con una viga de madera antigua, cedida voluntariamente por un vecino de la localidad para la ocasión, también a modo de dintel, y que supone uno de los elementos tradicionalmente utilizados para este tipo de construcciones. Un hecho que demuestra la sensibilización de la población local, así como su participación y arraigo con su lugar de procedencia.

Una vez levantados los muros exteriores, se procedió a construir la cúpula, un proceso delicado y estrictamente estudiado con el objetivo de que se mantenga firme desde su creación, soportando las inclemencias meteorológicas y el paso del tiempo como lo han hecho muchos de los chozos que pueblan nuestros campos, bajo el mismo prisma de sostenibilidad que los han mantenido hasta el presente.

Junto al chozo, y cumpliendo con el objetivo de difundir la historia y la información sobre los guardaviñas, se coloca una mesa interpretativa que contiene fotografías de varias tipologías diversas de chozos de Rioja Oriental, además de un texto explicativo, el QR para acceder a la APP de la Ruta del Vino Rioja Oriental y una referencia al vídeo que se podrá ver tanto en la tienda como en la página web y canal de YouTube de la Ruta del Vino Rioja Oriental. Se trata de una iniciativa que trata de educar a la sociedad con respecto al cuidado del entorno y la custodia de los elementos que lo componen, dando a conocer entre la población, además, el gran número de chozos y guardaviñas de este territorio, tratándose en la mayoría de las ocasiones de un dato desconocido.

Convocatoria medioambiental CaixaBank 2022

A las convocatorias medioambientales de CaixaBank, apoyadas en nuestra comunidad por Fundación Caja Rioja, pueden presentarse entidades privadas, sin ánimo de lucro y con una antigüedad mínima de tres años, cuya actividad esté relacionada con la protección de la naturaleza y el medioambiente o el desarrollo rural.

La edición 2022 se convocó la primera semana de este mes de septiembre y podrán presentarse proyectos de diferentes tipologías, como la biodiversidad (conservación y uso sostenible de los ecosistemas), la economía circular (reducción y reciclaje de residuos, especialmente plásticos), la innovación ambiental (tecnologías útiles para reducir o evitar el daño ambiental), así como el reto demográfico vinculado al impacto ambiental.

El compromiso social de CaixaBank es también un compromiso con el medioambiente y con la transición a una economía baja en carbono. La entidad gestiona su actividad diaria en el marco de este compromiso, respetando el entorno y las personas, y destina una parte del presupuesto a desarrollar estrategias climáticas a largo plazo.

Desde la Fundación Caja Rioja consideran esencial luchar desde nuestro territorio para intentar combatir los dos grandes males que afectan al planeta: el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, ya que nuestra región, debido a su tamaño y características geográficas, es ideal para la implantación de proyectos que contribuyan a la conservación del medioambiente y del paisaje.