Seis calagurritanos formaron parte de un intercambio internacional juvenil de Erasmus+ financiado con fondos europeos. Javier Jiménez, Míriam Aragón, Noelia Hernando, Sonia Arenzana y Pablo Escribano, todos ellos nacidos en el 2001 eran los representantes de «Spanish Team» acompañadas de Virginia López. 


Se desarrolló durante 9 días en Turín, en el norte de Italia bajo el nombre «I love you…rban» con la participación de otros 5 grupos de jóvenes provenientes de: Bélgica, Dinamarca, Italia, la República del Norte de Macedonia y Portugal. 
La temática sobre la que se reflexionó fue la discriminación, la convivencia de culturas, la respuesta que los jóvenes pueden dar para combatir estas problemáticas y la violencia estructural. 
Según Míriam «estos intercambios son oportunidades únicas para conocer gente de otros países y culturas. Que puede ayudarte también a plantearte tu punto de vista sobre ciertos temas o formarte una opinión respecto a cuestiones que igual no te habías planteado antes». A lo que Noelia añade que «me parece importante que hagan estas actividades ya que así conseguimos ver más allá de nuestra propia cultura, mejoramos nuestras habilidades sociales además del idioma». Coinciden en que «nos hace reflexionar sobre muchos temas que igual en nuestro día a día no nos planteamos.  Además siento que los jóvenes que participan abren su mente, aprenden a dialogar y debatir y crean un ambiente de diversidad e igualdad»
Lo que más le gustó de I love you… rban a Javi es «conocer a un montón de gente de diferentes países y diferentes contextos teniendo así la oportunidad de conocer tanto sus culturas como los problemas que en ellas ocurren y cómo se desarrollan notando así las diferencias con respecto a mi país y cultura y entendiendo un poco mejor como afecta el contexto a los diferentes problemas sociales que hoy en día vivimos.» Virginia nos muestra su visión sobre la generación de jóvenes actual «continuamente se oyen opiniones que desprestigian a los jóvenes y los tachan de irresponsables, cuando podemos comprobar que esa no es la realidad y aquí tenemos un claro de ejemplo. Las personas que ahora son jóvenes serán las ciudadanas de un futuro muy cercano y quienes tomarán las decisiones, así que ya es hora de involucralos y tratarlos como iguales»
Ante la pregunta de qué te aportaron esos días, Sonia nos dice «este intercambio me ha hecho reflexionar sobre el racismo y los diferentes tipos de discriminaciones y en cómo los jóvenes debemos tomar partido para combatirlo. Convivir durante una semana con gente de diferentes países me hizo abrir la mente y descubrir que las diferencias entre culturas son súper enriquecedoras.»
Esta experiencia vital y de aprendizaje ha sido posible gracias al compromiso del Consejo de la Juventud Comarcal de Calahorra, junto a las otras 5 asociaciones europeas. De las que destacamos a la organizadora y creadora del proyecto Associazione Eufemia. Pronto podréis ver un vídeo resumen en las redes sociales del Consejo, así que permaneced atentas, Stay tuned!